"Vos tuviste que ver": así saludó Alberto Fernández a Juan Cabandié, en referencia al acercamiento que el diputado nacional tuvo con él y el impulso a la reconciliación con Cristina

El precandidato a presidente habló en el microestadio de Ferrocarril Oeste de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

El pasado sábado, precandidato a presidente Alberto Fernández participó de un acto en el microestadio de Ferro Carril Oeste, en la Ciudad de Buenos Aires.

En un marco donde dirigentes y militantes estaban sentados en mesas compartidas, la mesa número 1 frente perpendicular al escenario mostraba a Juan Cabandié, María Rosa Muiños, Juan Manuel Olmos, Víctor Santa María, Eduardo Valdés, Cecilia Segura, Daniel Filmus, Jorge Taiana, Ginés González García y Felipe Solá, entre otros.

Cuando se sentó Fernández saludó a Cabandié: "Vos tuviste que ver", le recordó sobre el acercamiento que el diputado nacional tuvo con él y el impulso a la reconciliación con Cristina.

Cabandié, el hacedor del reencuentro entre Cristina y Alberto Fernández

Los primeros reencuentros entre la ex presidenta y el jefe de gabinete comenzaron a gestarse en 2016, cuando Cabandié pensó que era necesario que los dos acercaran posiciones.

En efecto, cuando asumió Mauricio Macri y el escenario político cambió radicalmente, Cabandié consideró que había que priorizar la unidad política por sobre las diferencias.

"En el 2016, frente a la posición conservadora liberal que se venía, pensé que teníamos necesidad de repensar muchas cosas y mostrarnos amplios. Tenía que haber un reencuentro entre Cristina y Alberto", declaró Cabandié. “Fuimos acercando posiciones que eran más importantes que las diferencias”, agregó.

"Hice ese reencuentro porque pensé que, al igual que muchos otros, era necesario para el país", aseveró.

Más cerca en el tiempo, allá por abril de 2018, Juan Cabandié y Alberto Fernández protagonizaron una de las primeras charlas en las que se podía avizorar un intento de aproximación de las posiciones.

Cabandié prefiere no decir si la reconciliación del flamante binomio presidencial costó mucho, aunque sonríe cuando se lo preguntan. “Nadie puede dudar de la inteligencia de Alberto. Fue una de las cosas que conversé con ella (para intentar el reencuentro). Fuimos acercando posiciones que eran más importantes que las diferencias”, apuntó Cabandié.

Santiago Llamas

LA GENERACION SIGUIENTE