Todo sobre el show de Charly García en Rosario. Aguante el aguante.


Charly García se presentó en “El Hangar” de Rosario ante 4.000 personas; la torre de Tesla se encendió a las 21.25 y transmitió intermitentemente hasta las 22.45. Antes y después, algo que ya es casi un clásico de los shows de Charly, coros con variopintos canticos políticos.


En la base de la Torre (ubicada en el medio del escenario y con un muy buen efecto “lanza rayos”) estuvieron en un extremo Charly, sentado en su sillón y rodeado de teclados, Rosario Ortega en el centro de la escena, y el Zorrito Von Quintiero del lado opuesto.  La segunda línea por detrás la conformaron el trío chileno,  Kiuge Hayashida en guitarra, Carlos González en bajo y Toño Silva en batería.
La banda tocó “en concreto” unos 45 minutos repartidos en 14 canciones (Mas algún cover Beatle que no llegó a completar). El inicio, igual que en el Rex, fue con “El aguante”, pasó “Instituciones”, justo en el día que se cumplían 43 años del “Adiós Sui Generis” (5 de septiembre de 1975 en el Luna Park) y ahí Charly largó un "gracias Rosario", enseguida  conectó con “No soy un extraño”. Después de agradecer la designación de visitante distinguido de la ciudad, que la recordó como “ciudadano ilustre”, llegó “Cerca de la revolución” que tuvo la compañía visual de El increíble hombre menguante en las pantallas.
Acto seguido llegó la conmovedora "máquina de ser feliz", hasta allí todo prometía una noche llena de música. Pero algo pasaba, "¿Escuchan bien? ¿Está todo bien? Vamos a hacer pequeño intervalo de dos horas y media", sugirió Charly, mientras pedía que bajen el telón. Al parecer el equipo del músico lo tomó como una humorada ya que hizo caso omiso del pedido. "No tenemos cortineros, no tenemos dólares, no tenemos nada, loco. Ay Palazzo, Palazzo" dijo un Charly auténtico, y con un “y bueno sigue”, siguió.
Entonces franqueó el tema “King Kong”, con escenas del film homónimo original en las pantallas, y al fin el telón bajó. Intervalo corto. Desconcertó un poco, pero Charly volvió con "Lluvia", y luego una mención para Pete Townshend  antes de tocar "Believe", que incluyó filmaciones proyectadas de Charly (año 2000?) imitando al guitarrista de The Who. Segunda bajada de telón, esta vez la incertidumbre aumento pero la voz de García anunciando “El fantasma de la Opera” llego con una excelente interpretación de "Yendo de la cama al living" y emocionó a la audiencia. Pero ya Rosario Ortega estaba sentada a su lado, mas para contenerlo que para un acompañamiento “artístico”.
Siguió una parte de "With a little help from my friends" - The Beatles presentes con una canción que no pareció para nada elegida al azar - antes de "In the city that never sleeps". Luego "Asesíname" fue otro gran momento, el tema  ayuda y mucho claro, después "Cuchillos" trajo el recuerdo de Mercedes Sosa, con primeros planos suyos en la pantalla gigante.  “Tema que compuse cuando ya no había forma”, así anunciaba Charly a "No llores por mí, Argentina" que levantó al público con su estribillo catártico, pero Charly casi no la cantó, aunque si estaba dinámico en los teclados.
Nuevo y último intervalo con bajada de telón. Por último, y a modo de bis, "Shisyastawuman", el mismo cierre que en Buenos Aires.

Lo que pasó después fueron 20 minutos de incertidumbre a oscuras, ahí las luces se encendieron y la difusión boca a boca de un twitt de José Palazzo, productor de los shows de Charly, daba cuenta de lo definitivo del fin. “Terminó el show de Charly, faltaron cuatro temas pero no se sentía bien y preferimos terminarlo”, decía, pero en el recinto la confirmación oficial llegaría 20 minutos mas tarde ante la negativa del público de abandonar el lugar. Fue la periodista Flavia Padín que leyó por altavoces el siguiente comunicado:
“El show de Charly García se ha terminado, Charly no se sentía bien, faltaban unas pocas canciones para terminar pero no se sentía bien, por ese motivo creímos que lo mejor era que terminara de esta manera para que él se pudiera ir a descansar. Aguante el  aguante para Charly García que dejo todo arriba del escenario. Gracias a todos de parte de Charly, ¡Say no more!”, fin de la noche.
Horas más tarde se sabría que Charly sufrió problemas de presión alta, y la sugerencia de los médicos fue de no seguir con la presentación.
En definitiva lo que quedo de Charly en Rosario va mas allá de cuantos temas tocó, el gestó del músico de no querer irse y dejar todo en escena con un cuerpo que le pedía a gritos parar, eso es lo que vale. ¡Larga vida maestro!


Anexo: Detrás de la escena.

El productor José Palazzo contó al día siguiente cómo se sucedieron las cosas: "Llegó al lugar y probó el sonido de 8 temas. Luego subió al escenario lo más bien, como había subido en los conciertos del Gran Rex y Córdoba, y en el cuarto tema nos dijo que se sentía mal. Ahí los médicos que están siempre con nosotros lo atendieron, tenía la presión normal. Quiso seguir tocando porque se sentía mejor. Nosotros notamos que no estaba bien cuando siguió, estaba más flojito, mal y medio caído. Cuando venía una parte que él corta, bajamos el telón, habían pasado 13 temas y tomamos la decisión de no seguir. Los médicos le recomendaron que no siga, pero ahí se plantó que quería seguir tocando y le dejamos hacer un tema más. Tenía la presión alta".
Entonces Charly tocó Shisyastawuman, "bajamos el telón y él siguió un rato más sentado en el piano hasta que nos fuimos". Tocó 14 canciones, 1 hora 25 minutos de show. Para preservar y no correr ningún tipo de riesgo decidimos terminarlo ahí.  Le dieron una pastilla para la presión, durmió en el hotel y al otro día se fue para Buenos Aires sin ningún tipo de problema de salud extraordinario. Queremos minimizar al máximo cualquier tipo de riesgo, por eso avisamos 2 días antes los recitales, para constatar que está en condiciones" relató José.
Además, Palazzo confirmó que un médico acompaña al músico siempre y a todos lados a los que va. "Por eso creo que hicimos lo correcto en suspender el último recital", sentenció.

Por su parte el Dr. Mühlberger, médico personal de García, contó que hubo un par de episodios estresantes previos al Show. "Hubo un inconveniente técnico con un cable en el ensayo del día anterior que lo había inquietado bastante; por mas que él este acostumbrado, cada evento es diferente, el público es diferente y el entorno en general es diferente. Entonces el estrés siempre está. Además está preparando sus vacaciones para ahora, en poco tiempo que quiere viajar a Estados Unidos, y se venía levantando temprano para lo que era su costumbre. Yo considero que él ya comienza con un estrés importante que se reagudiza por todo el entorno de exigencia. Empezó a tener un malestar que se debió a un pico no muy alto de hipertensión arterial y se decidió parar todo para no sobre exigirlo”, relató el doctor. Y serenó diciendo que “esto puede pasar tranquilamente, es normal”. En cuanto a la exigencia contó sobre un diálogo que tuvo con el músico: “El otro día hablábamos  y me decía, ‘Yo amo a mis fans y vivo para este éxito que ellos me dan, siento que me exigen pero no puedo vivir sin ellos’”. Say no more.

Lista de temas:
01-El aguante
02-Instituciones
03-No soy un extraño
04-Cerca de La revolución
05-La máquina de ser feliz
06-King kong
07-Lluvia
08-Believe
09-Yendo de la cama al living
10-With a little help from my friends (incompleto)
11-In the city
12-Asesiname
13-Cuchillos
14-No llores por mi Argentina
                Bis
15-Shishastawuman

Hernán para Cinema Veritè

Liman

Charly García en Cinema Verite