Sorpresa absoluta: La reforma laboral no genera mas empleo

La reforma laboral cumple un año en Brasil y el resultado es decepcionante. En el período de vigencia de las nuevas leyes laborales el sistema creo solo 372.748 empleos formales mientras la economía destruyó mas de un millón aumentando la desocupación a niveles record.
Cuando la legislación se discutía hace un año se prometía la creación de 2 millones de nuevos puestos de trabajo por las inversiones que se iban a atraer pero "pasaron cosas".
Recordemos que hubo una inedita campaña publicitaria a favor de las normas, con chicas cariocas renunciando a su hora de almuerzo o jóvenes paulistas trabajando 14 horas diarias y llenándose de dinero.
La información del Registro General de Empleados y Desempleados (Caged), del Ministerio de Trabajo, de acuerdo con el procurador general del Trabajo, Ronaldo Curado Fleury, demuestran que la principal alegación del Ministerio Público, de que la alteración no generaría más empleos, se confirmó.
En la época de la aprobación de la norma, Fleury mencionaba estudios de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para demostrar que países en crisis económica, como México y España, que pasaron por flexibilizaciones las leyes laborales no lograron aumentar su contingente de empleados formales.
"El desarrollo económico es que crea empleos y no la flexibilización de los derechos", afirma Fleury. "La empresa sólo va a contratar más trabajadores si tiene más demanda, si necesita producir más, y las contrataciones no dependen del precio de la mano de obra", añadió el procurador general. Algo que los peronistas ya sabíamos desde 1945.

Marcelo Pascualino

El Magma