Se derrumba la producción industrial en 2018 hasta niveles de 2009, ó 2007.

La producción industrial, según Ou Yei Ferreres, que caba de decir en una entrevista que los servicios llegarán a 13% del salario medio, cuando en 2015 eran 2%, y que "eso exige que el consumidor debe dejar de consumir otras cosas, no puede viajar al exterior como lo hacía, no puede comer tanta carne, yogur, etc.; es decir, tiene que cambiar los gustos porque tiene que pagar obligatoriamente los servicios, y eso se decidió que era lo mejor para achicar el gasto público".

Todo una enorme sarasa porque las tarifas crecieron porque subieron los ítems del cuadro tarifario no porque bajaron los subsidios. Además suena correcto que la gente pueda comprar más yogur si las tarifas son atendidas desde la regulación-recaudación del Estado y no desde el pago individual.

Como fuere, tomando el indicador de su consultora, la producción industrial cayó 11,9% entre marzo y diciembre de 2018, se redujo 4,7% desde 2017, y 6,5% desde 2015.

Todo esto lleva la producción industrial a los niveles de 2009. Lo cual es coherente con la caída de más de 125.300 empleos industriales desde 2015.

Todo esto es causa del modelo cambiemita. ¿Está mal? Sí. ¿Cómo se cambia? Con otro modelo. ¿Puede este gobierno cambiar su modelo a favor de la industria? Imposible. ¿Entonces? Cambiemos de gobierno, votemos otra cosa.




Hérnan Herrera

Hache