RECORDANDO PARTE DE SU VIDA

LA HISTORIA DE "BEBELO" REYNOSO

"BEBLO" REYNOSO contó parte de su vida en LA NACIÓN y así lo reflejo "EL INTRANSIGENTE":




Emanuel Reynoso vivió una infancia complicada antes de convertirse en futbolista profesional. El volante ofensivo, que hoy brilla en el Boca Juniors de Gustavo Alfaro, sufrió mucho para llegar a la máxima categoría de nuestro país. En una larga entrevista con el periódico La Nación, el cordobés de 23 años confesó detalles de su vida privada. 




En primer lugar, el volante recordó cuando recibió un balazo en la rodilla. "Cuando pasó eso, yo en lo único que pensaba en que tal vez no podía jugar más al fútbol. Fue un momento durísimo. Gracias a Dios, la bala no me afectó en nada. Pensé que se terminaba todo. Pensé que no jugaba más. Pero creo mucho en Dios, soy muy creyente. Y eso me dio fuerza para salir adelante. Cuando fui al hospital y me dijeron que la rodilla estaba bien y que iba a poder seguir jugando al fútbol me alegré mucho y me enfoqué en recuperarme lo más rápido posible", aseguró.




"Si no era futbolista, seguramente hubiera sido albañil. Cuando pensé en dejar el fútbol consideré la posibilidad de ponerme a levantar paredes con mi viejo. Y, gracias a Dios, pasé de esa posibilidad a verme ahora tirando paredes con Carlitos Tevez o con Mauro Zárate. Eso me hace muy feliz", agregó el ex Talleres de Córdoba.



Asimismo, Reynoso hizo hincapié en que su familia es esencial para explicar su presente: "Para mantener los pies en la tierra hay que ser equilibrado. Mi familia siempre me habló. Me decía que si el día de mañana llegaba a jugar en un club como Boca, siempre estuviera tranquilo, con humildad. Que nunca me olvidara de dónde salí. Es algo que tengo siempre muy presente. En los torneos del barrio, que se jugaban en canchitas llenas de pozos, me entrenaba con borceguíes. Y ahora disfruto lo que me toca vivir, y que mi familia venga a verme a la cancha y sea feliz".



Para finalizar, Emanuel contó que para poder ir a entrenar debía vender el pan que cocinaba su madre. "Fue una época dura de la que recuerdo eso y hoy lo valoro muchísimo. Cuando no tenía la posibilidad de entrenarme, mi mamá amasaba pan en un horno de barro y yo salía a vender con mis hermanos. Siempre me ayudó y estuvo conmigo, desde que arranque en Talleres. Ella amasando y transpirando todo el día, cocinando el pan en un horno de barro que se había construido en mi casa", concluyó Bebelo.



NOTA:NO DEJES DE VISITAR MI BLOG DE LOS RECUERDOS DEPORTIVOS EN: https://losgrandesmomentosdeldeporte.blogspot.com/


NOTA: MIS PROGRAMAS RADIALES LOS PODES ESCUCHAR DE LUNES A VIERNES DE 18.00 A 00.00 EN: https://www.facebook.com/FmMunicipal/app/190322544333196/?ref=page_internal

Jorge Omar Barrera

Deportes General