Psicometría: porque se corre el riesgo que Cambiemos + Facebook puedan manipular las elecciones argentinas. Cambridge Analytica y como la ciencia pone presidentes

Facebook y la empresa de análisis de datos Cambridge Analytica se encuentran en medio de una tormenta por el último escándalo sobre privacidad y seguridad informática que afecta a internet. El CEO de Cambridge Analytica fue filmado en cámara oculta y contó más de lo que hubiese querido. El escándalo crece con las horas y la última revelación, dejó en evidencia que la compañía también trabajó para influir en las elecciones llevadas a cabo en la Argentina.

Cambridge Analytica (CA), la empresa acusada de utilizar datos personales de Facebook para perpetrar campañas en diferentes países, habría operado en la Argentina. Así lo informó el noticiero británico Channel 4 que, con una cámara oculta, mostró cómo influían en las elecciones locales.

El Canal 4 News de Inglaterra montó la cámara oculta y filmó a Alexander Nix, CEO de Cambridge Analytica. Los periodistas se hicieron pasar por interesados en contratar sus servicios para influir en las elecciones en Sri Lanka. 

Sin saber que era filmado Nix aseguró que Cambridge Analytica y su subsidiaria, Strategic Communicationes Laboratories (SCL) trabajó en más de 200 elecciones alrededor de todo el mundo incluyeno Nigeria, Kenia, República Checa, India y la Argentina. 

Cambridge Analytica se adjudica haber sido la artífice de la victoria de Donald Trump en los Estados Unidos. Nix incluso dijo que eran capaces de liderar una campaña sucia para descareditar a los oponentes políticos de quienes pagan por sus servicios.

De esta forma, Channel 4 aseguró que Cambridge Analytica tuvo vinculación con partidos políticos en la Argentina. Si bien no informaron con qué partidos políticos trabajaron, en el video de presentación del informe aparecen cacerolazos y la voz de una mujer que grita "Mauricio Presidente".

La compañía fue creada en 2013, situación que empuja a que sólo pueda haber operado en las presidenciales de 2015 o en las legislativas de 2017.

La empresa de análisis de datos -que no tiene ninguna relación con la conocida universidad británica- es conocida por el papel que jugó en durante la campaña para la elección de Donald Trump como presidente de EE.UU., durante la cual aportó información compleja sobre el pensamiento de los votantes estadounidenses.

Pero ¿cómo consiguió Cambridge Analytica recolectar la información personal de más del 15% de la población total de EE.UU.?

En 2013 un profesor de la Universidad de Cambridge llamado Aleksandr Kogan desarrolló -como un proyecto personal ajeno a la universidad- un test que proponía a los usuarios descubrir su personalidad.

Cuando un usuario quería hacer la prueba llamada "thisisyourdigitallife" ("estaestuvidadigital" en español), la app solicitaba permisos para acceder a su información personal y también a la de su red de amigos.

De esta forma, los individuos que hacían el test y aceptaban las condiciones para ello estaban proporcionando todos sus datos al desarrollador de la app, al que, a la vez, le permitían recolectar la información de todos sus contactos.

El extrabajador de Cambridge Analytica Christopher Wylie explicó en una entrevista al diario The Guardian que Kogan vendió la información que había recabado con su app a la empresa de Nix, violando así la política de Facebook.

Para la red social, los datos recopilados solo pueden ser usados para propósitos de la misma app, y no pueden ser transferidos o vendidos.

"Lo que Kogan nos ofreció era mucho más barato, mucho más rápido y de una calidad incomparable", aseguró Wylie.

¿Cómo usaban los datos?

Unas 265.000 personas accedieron al test desarrollado por Kogan. Lo que, sumando la red de amigos de cada uno de estos usuarios, le permitió acceder a "unos 50 o 60 millones de perfiles de Facebook en dos o tres meses", según Wylie.

El mismo Christopher Wylie cuenta: "Solo necesitábamos tocar un par de cientos de miles de personas para expandirnos en toda su red social, que luego podíamos escalar al resto de EE.UU.".

Entre la información que recabó la app se encuentra la información personal de los perfiles, actualizaciones de estado, "me gusta" y "en algunos casos, mensajes privados".

Ello, según le dijo Wylie a The Guardian, le permitió a Cambridge Analytica conocer a qué tipo de mensaje iba a ser susceptible cada usuario para tratar de influir en su forma de pensar, así como el contenido, el tema y el tono que debían usar en cada caso.

Fuentes: BBC/ElDestape/MinutoUno

Santiago Llamas

LA GENERACION SIGUIENTE