Pipo Cipolatti cobró durante meses la jubilación de su madre fallecida.

Pipo Cipolatti se encuentra sospechado de haber defraudado al Estado en unos 160.000 pesos. Al parecer, el fundador de Los Twist continuó cobrando durante varios meses la jubilación de su madre fallecida, de quien estaba legalmente a cargo, tras fraguar documentación. Bajo esas sospechas es objeto de investigación en los tribunales.



El caso está a cargo del fiscal Carlos Rívolo, quien tiene en la mira a Cipolatti por presunta “defraudación en perjuicio de la administración pública por casi 160.000 pesos, en concurso ideal con el uso de documento falso”, según publicó el portal Infobae.

Según Rívolo, a partir de una serie de pruebas obtenidas en el marco de las pesquisas, el músico falsificó la firma en un certificado de supervivencia con la única finalidad de continuar cobrando la jubilación de su madre, lo cual de hecho llevó a cabo durante un lapso de seis meses.

Para Rívolo “el hecho que se le imputa a Hugo Cipolatti consiste en haber defraudado a la caja de retiros jubilaciones y pensionados de la Policía Federal Argentina por un total de $159.652,57 mediante el cobro indebido de haberes jubilatorios correspondientes a su madre durante el período comprendido entre junio y diciembre del 2016 valiéndose para ello de un certificado de supervivencia falso de fecha 10 de noviembre del 2016 suscripto por la inspectora Graciela Gómez de la comisaría 20 de la Policía Federal Argentina a nombre de María Rosa Arias de Cipolatti, fallecida el 12 de junio del 2016″.

La madre de Pipo, María Rosa, era beneficiaria de una pensión, a través del sistema previsional de la Caja de Retiros Jubilaciones y Pensiones de la Policía Federal, obtenida luego de la muerte de su esposo y padre del músico. Para poder cobrar del beneficio, había puesto como apoderado a su hijo, quien una vez fallecida ella continuó durante seis meses percibiendo esos haberes.

De este modo, tras las denuncias hechas por la apoderada de la Caja de Retiros Jubilaciones y Pensiones de la Policía Federal -que descubrió gracias a un convenio celebrado con el Registro Nacional de las Personas (RENAPER) que la mujer estaba fallecida y se le habían pagado los haberes a su apoderado-, el juez Julián Ercolini llamó al músico a prestar declaración indagatoria, pero el artista se negó y fue procesado.

Acorralado por el fiscal Rívolo, Cipolatti no tendría más alternativa que reconocer el hecho, solicitar una probation y devolver el dinero y realizar tareas comunitarias.

Oaky

Baires Rock - Todo el rock sonando para vos