Otro golpe del gobierno de Cambiemos a los abuelos y abuelas: a partir de este año, más jubilados y jubiladas van a pagar impuesto a las Ganancias

Luego de perder un 15,7 por ciento del poder adquisitivo en el último año, tras el cambio de fórmula de movilidad, una nueva disposición provocará que más jubilados paguen el Impuesto a las Ganancias y se queden con menos plata en el bolsillo.


Hasta diciembre del 2018, cada haber que percibía un beneficiario -ya sea jubilación o pensión- se consideraba en forma separada para calcular el impuesto. A partir de este año, según la circular DP N°1 firmada Emilio Basavilbaso, director de la Anses, quienes perciben al menos dos beneficios y tienen un ingreso total -considerando la suma de esas prestaciones- superior a seis veces el haber mensual mínimo (la cifra es hoy de $55.854), sufrirán un descuento por el impuesto a las ganancias

El cambio se debe a que la Anses determinó que la retención se haga por cada CUIL. Por eso, si se detecta que una persona cobra más de un beneficio previsional, como jubilación y pensión, y la suma supera el límite de la base para tributar, entonces queda alcanzada por el impuesto de manera automática.

A diferencia de los trabajadores activos, cuyo piso antes de pagar Ganancias es de alrededor de 38.300 pesos, en el caso de jubilados y pensionados es seis veces superior al haber mensual mínimo. Hasta hoy, tal como se ha mencionado, la cifra hoy es de 55.854 pesos. En marzo será de 62.462, es decir, habrá un aumento del 13 por ciento. Si el jubilado informa deducciones (ya sea por cónyuge, familiares a cargos, entre otras) el piso para pagar el impuesto es mayor.

Fuente: DiarioZ

Santiago Llamas

LA GENERACION SIGUIENTE