Orquesta Escuela de Tango. Música, Maestro!


Foto: Daniel Jaworski
Fundada por iniciativa de su director Mauricio Martínez, la Orquesta Escuela Municipal de Tango de La Falda se convirtió en poco tiempo en uno de los proyectos con mayor crecimiento surgidos desde la Capital Nacional del Tango.

EN CONCIERTO
 
Por Néstor Pousa

Hace exactamente dos años estaba formando parte de la Comisión Directiva que gestiona la Biblioteca Popular Sarmiento de La Falda, cuando recibo una llamada telefónica de mi amigo Mauricio Martínez. Me cuenta que le habían aprobado el proyecto para la creación de la primera Orquesta Escuela Municipal de Tango de La Falda y quería consultarme si la sala teatro “Dr. Salomón Meirovich” de la biblioteca estaba disponible una vez a la semana para los ensayos de esta novedosa iniciativa para la ciudad. Inmediatamente le contesté que sí, y así empezó a desarrollarse esta idea de Mauricio que, con apoyo de la Secretaría de Turismo y Dirección de Cultura de la Municipalidad de La Falda, ya lleva dos años de intenso y continuo trabajo.
Los postulados de orquesta en palabras de su fundador son: la transmisión del género a músicos que no tocaran tango, enseñar el estilo y empezar a trabajar un repertorio tanguero en base a la respuesta que tuviera la convocatoria de músicos. Mauricio no empezó a escribir ningún arreglo hasta no saber con cuantos atriles e instrumentos contaría. “Al principio no teníamos ni piano, ni cello, y después aparecieron ambos”, recuerda el director.  En la medida de lo posible, la idea fue siempre el rescate de partituras originales pero, hace la salvedad, son muy difíciles de conseguir, por eso, salvo excepciones, en su mayoría son arreglos originales de Martínez hechos para la orquesta.
Luego ofrece otro detalle importante cuando aclara que: “Las orquestas típicas de tango no tenían guitarra, en general la de Pugliese, la de Troilo, todas las orquestas de esa época no tenían, y nosotros en nuestra orquesta tenemos seis. Tampoco había flauta en la mayoría de las orquestas de la época dorada del tango, por eso cuando uno encuentra partituras originales, en general no tenían, entonces ese fue el laburo que se tuvo que ir haciendo”, detalla el joven maestro.
Uno podría estar horas escuchando a Mauricio hablar de música, actividad que le ocupa la totalidad de su tiempo en diversas variantes. Tiene la formación necesaria, pero fundamentalmente tiene la pasión puesta al servicio de la música, y es así es que, sin desatender su actividad con el Contramano Trío (que integra junto a Rodrigo Della Vedova y Jeremías Cassi), ni su actividad docente; puso buena parte de su energía creativa al servicio de esta agrupación de músicos semi-profesionales y amateurs, vale destacar este dato, que desde hace dos años vienen desarrollando una curva ascendente de crecimiento.
Tras los primeros meses de ensayos la orquesta tuvo su bautismo en vivo en escenarios menores, hasta que llegó la prueba de fuego durante el Festival Nacional del Tango de La Falda 2018. Sobre ese gran escenario, en dimensiones e historia, a sus integrantes no les tembló el pulso y entregaron una de las performances más emotivas de esa edición. Allí repasaron su repertorio, invitaron a cantar a Daniel Simmonsy homenajearon a Osvaldo Piro con una versión de una de sus más reconocidas composiciones, Octubre. Mauricio también es copista de las partituras de Piro (transcribe las partituras originales de las obras que el Maestro escribe de puño y letra) y así tomó contacto con su repertorio y en una apuesta arriesgada decidió homenajearlo con una pieza de difícil resolución. El resultado no podía ser más satisfactorio, con Osvaldo Piro especialmente invitado y siguiendo el evento desde la platea, luego de la interpretación trepó al escenario para agradecer con un abrazo al novel director.

Foto: Elsa Ortalda
Tangos bajo las estrellas. Pasaron varios meses desde aquella noche en el anfiteatro que seguro quedó grabada en la memoria de los integrantes de la agrupación. Sin demora prosiguieron en silencio con su trabajo semanal de ensayos en la biblioteca, acumulando nuevo material, puliendo hasta la perfección el ya conocido.
Hubo nuevas presentaciones en otros espacios que no dejan de aplaudir el proyecto. Personalmente volví a escucharlos el último domingo de febrero sobre el escenario de Av. Edén y Diagonal San Martín. Esa noche era la final del certamen La Estrella sos Vos, un clásico en las noches de verano faldense, y la orquesta cerraba como uno de los números centrales esa importante noche de gala.
Allí nos volvieron a sorprender una vez más, tanto a los que los conocemos desde sus inicios, como a los que los veían por primera vez. En un repertorio estilísticamente muy ecléctico, interpretaron: Gallo ciego, Al maestro con nostalgia, Danzaríny La yumba; y entre los momentos de mayor lucimiento, la milonga La trampera, el vals Caserón de tejas y el antes mencionado Octubre.
Mauricio Martínez cuida y se ocupa de todos los detalles con notable dedicación, sobre el escenario es siempre locuaz y se expresa como un muy buen vocero de los trabajos que realiza. Cuando está al frente de la orquesta, difícilmente deje pasar alguna presentación sin mencionar con nombre propio a cada uno de los integrantes: Sergio Miranda, flauta traversa; Ana D'Ambrosio, 1° violín; Raquel Enrici, 2° violín; Natalia Demaestri, 3° violín; Carlos Cravello, 4° violín; Lucas Ayerza, violoncello; Maximiliano Lezcano, 1° bandoneón; Lisette Grosso Schmid, 2° bandoneón (reconocida solista desde sus 11 años y flamante incorporación del ensamble); Luis Fernández, 2° bandoneón (ausente en la actuación mencionada); Martín Etcheverry, 3° bandoneón; Rafael Quintas, 1° guitarra; Fernando Tadeo, 1° guitarra; Fernando Mari, 2° guitarra; Emiliano Zanier, 2° guitarra; Fernando Calabrese, 3° guitarra; Hugo Campal, 3° guitarra; Marcos Funes, piano y Gabriel López, bajo. Ellos conforman la Orquesta Escuela Municipal de Tango de La Falda y se convirtieron en poco tiempo en uno de los proyectos de mayor crecimiento surgidos desde la Capital Nacional del Tango.-

Néstor Pousa

Prensa Rock