Mientras tanto, cristina...


A estimada distancia de la decisión de Miguel Pichetto que blanqueó su pase al oficialismo, Cristina Kirchner en Santiago del Estero, acompañada del cariño popular, se concentró en señalar lo duro que serán los próximos meses y años fruto de las consecuencias del modelo económico de Mauricio Macri y advirtió que aquello que supo ser durante la década anterior ya no será. En todo caso, será diferente porque habrá que pagar la deuda que generó el actual gobierno y al mismo tiempo poner a funcionar la economía para volver a consumir. Aseguró que “habrá que devolver los dólares que no es pedirles a los cartoneros de (Juan) Grabois ni sacrificar al pueblo” y eso requiere madurez y un nuevo contrato social. “Decían que si le pagábamos a los fondos buitres iban a venir miles de millones de dólares de inversión. Les pagamos y no vinieron inversiones sino que volvió el FMI”, subrayó la ex presidenta.
Como es característico en medio del entusiasmo dela gente en sus actos todos se dedicaron a escuchar con devoción la hora que duró el acto. En primera fila la escuchaba Gerardo Zamora, su esposa Claudia Ledesma Abdala y el vicegobernador Emi­lio Neder.
Antes de retirarse de Forum, que había inaugurado la misma Cristina como presidenta, saludó a la otra multitud, la que quedó fuera por falta de espacio. Los saludó, les mandó besos y les pidió unidad.
Mientras tanto seguía con atención el crecimiento en términos políticos y sociales del Frente opositor amplio que está empeñada a construir en los dos últimos años.
Estas recorridas con su libro/testimonio a mano, será su estilo de campaña principal.

José Rubén Sentis

José Rubén Sentis