María Eugenia Vidal no pagó los sueldos a los docentes de la provincia de Buenos Aires y hay retención de servicio en todas las escuelas, en todos los niveles

Los docentes bonaerenses convocaron a una "retención de tareas” porque el gobierno de María Eugenia Vidal todavía no les depositó los sueldos del mes de julio.

Los docentes debían cobrar este viernes, pero al ir a los cajeros esta mañana se encontraron con que sólo se les había depositado un monto de entre 1000 y 1500 pesos, que correspondería al incentivo docente que paga el gobierno nacional.

Ante la situación, maestros y profesores elevaron quejas a los sindicatos, que decidieron aguardar hasta el mediodía ante la información emanada desde el gobierno respecto a "problemas técnicos". Una vez cumplido ese plazo, y ante la falta de novedades respecto del depósito, convocaron a una medida de fuerza de retención de tareas en toda la provincia.

En este sentido, en varios distritos se llevaron a cabo manifestaciones y concentraciones en las puertas de las entidades bancarias estatales para exigir una pronta solución. La respuesta del gobierno de María Eugenia Vidal fue blindar la zona en algunos municipios del Conurbano y disponer una gran cantidad de oficiales que se apostaron en las inmediaciones.

En ese marco, se produjeron momentos de tensión, discusiones y algunos forcejeos entre los maestros que fueron a buscar su sueldo y los efectivos de la policía. El caso emblemático de esta jornada se dio en Lomas de Zamora, donde un docente se trenzó a los gritos con un agente de seguridad y casi termina detenido, si no fuera por el accionar de otros trabajadores que se interpusieron en la pelea.

Además, en Lanús, los sindicatos que integran el Frente de Unidad Docente marcharon hacia las puertas del Banco Provincia de esa localidad para exigir el depósito de los sueldos del mes de junio, algo que se replicó también en otros municipios, mientras se convocaba a una retención de tareas para el turno de la tarde.

Fuentes: Pagina12/GrupoLaProvincia/Nova






Santiago Llamas

LA GENERACION SIGUIENTE