Leliq (Le liquidamos la cuenta)

Nubes, que son sospecha 
mientras me llega 
el perfume de la tempestad 
"Una rata muerta entre los geranios"
Carlos Solari 

El negocio de las Leliq es bastante simple, los bancos le prestan (obligados) al gobierno plata y a cambio de esa obligación el gobierno les paga una supertasa cada 7 días.
Es como decirles "los voy a llenar de billetes y me voy a enojar mucho si me dicen que no".
La plata que los bancos prestan no es la de ellos, bueno, es de ellos porque ellos la tienen pero es la tuya, la de tu plazo fijo.
O sea el banco agarra tu plata te da un 46% anual por el plazo fijo, se da vuelta y se la presta al gobierno al 74%. Listo.
El gobierno le paga a los bancos y los bancos te pagan a vos después de sacar su tajada. Todos felices. Uno podría decir ¿Y si se la presto yo al gobierno directamente? Bueno, esas eran las lebacs pero ahora en lugar de tratar con miles y miles de ahorristas tratan con 17 bancos.
¿Explota en algún momento? La respuesta es fácil, como dice Andy Tow "ya explotó".
Ya vivimos entre las ruinas.
Este plan tiene muchos antecedentes en varios países y varios en el nuestro.
El ultimo fue en 1989.
Cuando a fines de 1989 se produjo una de las tantas corridas cambiarias y financieras, los bancos se encontraron con que no disponían de los fondos para devolver por ventanilla porque los tenia el Banco Central. Como emitir moneda es inflacionario a los bancos les encajaron un bono a 10 años y los bancos se los encajaron a los ahorristas
El Plan Bonex fue aprobado por decreto y fue implementado el último día hábil del año por el ministro de Economía Antonio Erman González.
Que dos años después ganaría las elecciones en la Capital.
Así que pensar que este país se volvió idiota ahora es un error.
Los depósitos canjeados por bonos en esa ocasión eran una bicoca: u$s 3000 millones.
 A partir de esta decisión, la gente le inició juicios al Estado para recuperar su guita pero como es tradicional en la justicia argentina las leyes son para ser interpretadas a gusto, así que en un memorable fallo dijo que: "en momentos de perturbación social y económica y ante la urgencia en atender a la solución de los problemas que crean, es posible el ejercicio del poder del Estado en forma más enérgica que la admisible en períodos de sosiego y normalidad". O sea, en una situación de crisis todo vale.
Y esto va para los que buscan argumentos leguleyos para todo.
En estas crueles provincias la ley dice lo que el poder quiere que diga.
Como en el celebre dialogo de "Alicia en el pais de las maravillas" no importa el significado de las palabras sino quien manda.

Marcelo Pascualino

El Magma