LA MUERTE EN EL VESTUARIO

UN 12 DE OCTUBRE DE 1983 FALLECÍA VÍCTOR OSCAR TROSSERO

VÍCTOR OSCAR TROSSERO encontraba la muerte en un VESTUARIO un 12 de OCTUBRE DE 1983.



Así lo reflejaba en su momento el sitio: "OVACION":

Lucio A. Ortiz
ortiz.lucio@diariouno.net.ar
Por la 22ª fecha del campeonato Metropolitano jugaron en Arroyito, el 12 de octubre de 1983, Rosario Central y River Plate. Para el equipo local, que dirigía Ricardo Palma, jugaron: Francisco Ruiz; Guielmetti, Céliz, Kuchen y Aldredo Killer; Miguel Ludueña, Balbis y Campagna; Delgado, Chaparro y Reinaldi. Después ingresaron: Wolhein y Mattei.

Para los Millonarios de José Varacka: Puentedura; Olarticoechea, Saporiti, Nieto y Jorge García: Gallego, Merlo y Claudio Cabrera; Bica, Oscar Trossero y Tévez. Inpresaron: Zuttión y Tapia.

Convirtió Chaparro en el primer tiempo (18') y aumentó Campagna (42') para Rosario Central. En la segunda parte descontó García(44').

Casi sin saludar el delantero Oscar Víctor Trossero (30 años) enfiló para el vestuario visitante porque sentía un dolor de cabeza. Se sacó rápidamente la ropa y se paró en la ducha. El agua salía muy fría y cuando le mojó el cuello y la espalda cayó de inmediato. Muy cerca estaba Carlos Tapia, que alcanzó a protegerlo del golpe en el piso.

Llamó a los médicos Hugo Paladino y Luis Seveso mientras los gritos en el vestuario alertaron a todos. Lo trasladaron a un hospital a escasos 500 metros del estadio.

A las 22.15 se confirmó el fallecimiento de Trossero. El parte oficial indicó: "El jugador fue atendido con masajes cardíacos, respiración boca a boca e inyecciones, pero su resurrección fue infructuosa. Cuando llegó al hospital padecía de palidez generalizada, ausencia de tonos cardíacos y pulso, pérdida de conocimiento, reflejos oculares y midriasis".

El certificado de defunción habló de aneurisma: "Puede pensarse en un micro aneurisma congénito, ya que el dolor de cabeza que padecía Trossero es un dolor vascular-cerebral, por la lesión de una arteria de la cabeza", declaró Luis Seveso.

Una ambulancia lo llevó hacia Buenos Aires. Fue velado en el estadio Monumental y sepultado, el viernes 14 de octubre, en su Godeken natal, en Santa Fe.

Algunos medios deslizaron que había muerto por un infarto producto del consumo de estimulantes. Una gran mentira, porque tres días antes le tocó el control antidoping y resultó negativo.

Stella Dederita, viuda a cargo de sus cuatro hijos, inició acciones legales a River Plate y a la AFA. A mediados de 1988 salió el fallo en primera instancia por el cual, River debió pagarle 30.000 dólares. El fallo fue apelado. La causa cerró en 1992.

Surgido en las divisiones inferiores de Boca Juniors, debutó en primera en 1972. Después pasó a Racing en donde alcanzó un gran rendimiento en 1974. También El Puma jugó en Unión de Santa Fe y concretó 58 goles en 125 partidos. Luego del Mundial 1978 partió a Francia. Jugó en Mónaco, Nantes y Montpellier. En enero de 1983 regresó al país a River Plate.

Una investigación del periodista Fernando Montaña (diario El Ciudadano) cuenta que "Stella Maris, junto a los cuatro hijos de su matrimonio, Mariano, Oriana, Adriano, y Ornella -menores por entonces- se radicaron en Mendoza, cinco años después del deceso de Oscar. En la actualidad Mariano y Adriano viven en Barcelona, España. Stella, Oriana y Ornella siguen residiendo en Mendoza".

Quizás ese día de 1983, el desfibrilador portátil, que se exige en estos días al cuerpo médico, lo hubiese salvado.

Pero su vida acabó en el vestuario.

Jorge Omar Barrera

Deportes General