LA MIRADA ASUSTADA DE ZANNINI




Ser sometido al escarnio público parece integrar el procedimiento reglado en las detenciones de la caceria desatada contra la oposición.
La imagen de prisionero con casco ,chaleco antibalas y esposas forma parte ya de las primeras planas de los medios y flahs informativos.
Inauguró la moda el esperpentíco José Lopez con los famosos bolsos y a partir de allí buscaron humillar a todos y cada uno de los detenidos,con especial énfasis en Boudou, descalzo y pijama.
Desconozco si el detenido puede negarse al casco y chaleco, las esposas seguramente son ineludibles.
Pero si leemos La Nacion por ejemplo hay un párrafo escrito por un miserable.
 RIO GALLEGOS.- Con casco en la cabeza, la mirada asustada y rodeado de policías, Carlos Zannini abandonó su momentánea detención en la cabina trasera de una camioneta de la policía federal y rodeado de policías, que pese a que intentaron tapar las ventanillas, no pudieron evitar que los testigos vieran la cara de Zannini.

Para un militante que paso por las cárceles de la dictadura y apenas salido recomenzó la acción política,la mirada asustada solo cabe en el cacumen de una rata. 

Nando Bonatto

Poesía y ramos generales