La marcha nacional en defensa de la universidad pública va a canalizar hoy una protesta multitudinaria contra el desastre macrista




El macrismo viene cayendo en picada libre sin obstáculos. No hay operaciones mediáticas ni judiciales que puedan tapar su mezcla letal de ineptitud, codicia para sus negocios particulares y servilismo ante el poder financiero internacional. Las políticas de ajuste que el neoliberalismo intenta aplicar en Argentina son malas, pero la torpeza política con que el macrismo las implementó aceleraron la crisis de una manera sorprendente para todos. 

Gran parte de los gobernadores y senadores del PJ, el massismo, el radicalismo y el Triunvigato de la CGT cedieron un tiempo precioso para que el macrismo causara daños que va a llevar muchísimo tiempo revertir. A pesar de los colaboracionistas y cobardes, la resistencia popular en las calles no dio ni un solo día de tregua y creció en forma exponencial en los últimos meses. 

Uno de los claros objetivos a destruir por este régimen es la educación pública y más precisamente la universidad y la investigación científica. Desde antes de asumir, macri manifestó su aversión hacia la universidad pública y la propia gobernadora Vidal se sinceró hace pocos meses para que su desprecio clasista quedara registrada para la posteridad.







Desde hace semanas, cuando se hizo evidente la desfinanciación que el gobierno está empezando a implementar, que proyecta profundizar el año que viene, la comunidad universitaria empezó a articular una fuerte resistencia, con planes de lucha que hoy desembocan en una gran marcha nacional en defensa de la universidad pública.

Ya hay unas cuantas facultades tomadas en todo el país, preparándose para la movilización, que promete ser multitudinaria. Pero es esperable que muchos otros sectores sociales se sumen hoy a la lucha de estudiantes, docentes e investigadores. De esta manera, la comunidad universitaria nacional puede lograr hoy una jornada histórica que se ponga al frente del tremendo descontento social que se percibe en las calles.

Hasta el momento, se encuentran tomadas facultades de la Universidad Nacional de Entre Ríos (UNER); las carreras de Sociales, Exactas, Arquitectura y Artes Visuales de la Universidad Nacional de San Juan (UNSJ); colegios preuniversitarios de la Universidad Nacional del Sur (UNS); rectorados de la Universidad Nacional de Santiago del Estero (UNSE), y de la Universidad Nacional del Centro (UNICEN). En Córdoba, la Facultad de Arquitectura, la de Ciencias Sociales en Villa María. En la UBA, la Facultad de Filosofía y Letras. También hacen estado de vigilia en espera de la marcha los estudiantes de los colegios Nacional Buenos Aires y Carlos Pellegrini, dependientes de la UBA. Y se produjeron asambleas en numerosas facultades del país para prepararse para la gran marcha de hoy.











#universidadesenpeligro
#parodocente

 Puan - UBA

Ciencias Sociales - UBA

Medicina - UBA

Rectorado de la Universidad Nacional de Salta

Rosario. Monumento a la Bandera

Rosario, Facultad de Humanidades

UNA, CABA

Oscar Cuervo

La otra