La inflación de enero fue más alta de lo anunciado por el gobierno de Cambiemos y llegó a 2,9%. La anual fue de 49,3%, la más alta desde 1991. Lejos de desacelerarse la inflación avanza a pasos agigantados

"La inflación está bajando", dijo Macri y la de enero fue superior a la de diciembre. O el Presidente no da pie con bola o nos está cargando. Lo cierto es que el IPC sigue en alza y los alimentos son los que más suben.

"La inflación ya está comenzando a ceder" decía, ayer nomás, Mauricio Macri. Sin embargo los datos del Instituto Nacional de Estadísticas y Censo (Indec), en pocas horas, lo desmienten.

De acuerdo con el organismo con conduce Jorge Todesca en enero la inflación fue del 2,9%, por encima incluso de los cálculos de las consultoras privadas.

Lejos de desacelerarse la inflación avanza a pasos agigantados. En la comparación interanual (enero 2019 contra enero 2018) los precios avanzaron un 49,3%, rompiendo el récord registrado a lo largo de 2018 cuando la inflación interanual fue la más alta desde 1991.

Entre los rubros que más avanzaron en los últimos 12 meses se encuentran "Transporte" (67,3%), "Alimentos y bebidas no alcohólicas" (53%).

El gran problema que enfrenta Cambiemos es la imposibilidad de hacer bajar el IPC núcleo, es decir la inflación que se tengan en cuenta las variaciones de precios por cuestiones estacionales. En enero el IPC núcleo llegó al 3%, por encima del nivel general. En los últimos 12 meses el IPC núcleo trepó al 49,9%.


Santiago Llamas

LA GENERACION SIGUIENTE