La construcción de legitimidad en el neoliberalismo tardío: una arqueología del odio gorila


La utilización del odio como mecanismo de generación de legitimidad política se vive hoy como "novedad en este tercer ciclo de neoliberalismo tras la recuperación democrática del año 1983 - el que induce mayor nivel de daño social y denominamos acá "neoliberalismo tardío" - .

En rigor la construcción del odio como dispositivo de legitimidad no es novedad estructuralmente, si resulta original su modalidad de aparición específica. 

Para una breve arqueología del odio como eje en la construcción de legitimidad va este video que muestra las masivas manifestaciones ciudadanas de la segunda mitad del año 1955 y la materialización del odio como legitimador, ya no de un gobierno que desvirtúa crecientemente el estado de derecho como el que hoy soportamos, sino como motor adecuado para legitimar el golpe de estado, el asesinato y la persecución política , sostenidos en y por un sector masivo de la ciudadanía.

Paralelamente a esta persecución y represión política que encarceló a miles de peronistas, especialmente a los dirigentes obreros, el dictador Aramburu anunció su plan económico elaborado por Raúl Prebisch. 

En su libro El plan Prebisch, retorno al coloniaje (1956), Arturo Jauretche realizó un análisis contundente sobre el plan económico de la dictadura antiperonista y anticomunista. “Los argentinos apenas si tendremos para pagarnos la comida de todos los días.

Y cuando las industrias se liquiden y comience la desocupación, entonces habrá muchos que no tendrán ni para pagarse esa comida. Será el momento de la crisis deliberada y conscientemente provocada… No habrá entonces más remedio que contraer nuevas deudas e hipotecar definitivamente nuestro porvenir, dijo, profético.


  

Para descargar: “El Plan Prebisch, retorno al coloniaje” de A. Jauretche – A 61 años de su primera edición Por Aritz Recalde

Artemio López

Ramble Tamble