Insolvencia monetaria




Por Santiago Mancinelli

El acuerdo por 36 meses firmado por la Argentina y el Fondo Monetario Internacional aprobado el 20 de junio de 2018, establece los resultados que la Argentina deberá tener para no caer en default. Con este objetivo el FMI estimó los resultados de la Balanza de Pagos para el período 2018-2023. 

Proyecta, para que la Argentina no caiga en default, que la devaluación de este año eleve las exportaciones de bienes a USD 71.600 millones y que las importaciones de bienes crezcan sólo a USD 67.700 millones, por lo que habrá un resultado positivo del saldo comercial de USD 4.000 millones, mayores a los esperados este año por USD 700 millones. El déficit de la cuenta comercial de servicios se mantendrá en 2019 en niveles similares a los años anteriores en USD 9.000. Estima que el pago de intereses de deuda y remisión de utilidades y dividendos será de USD 13.800 millones, superiores a los USD 12.000 estimados por el FMI para este año. 

En la Cuenta Financiera el FMI supone que la Inversión Extranjera Directa (IED) será positiva para 2019 en USD 5.200 millones y que la inversión de portafolio neto será superavitaria en USD 23.000 millones. Una de las principales hipótesis del Fondo Monetario Internacional es que la fuga de capitales se detendrá, por lo que en 2019 el rubro Otras Inversiones netas será deficitaria en USD 6.200 millones, bajando del déficit proyectado en el corriente año que ha sido cuantificado en USD 23.700 millones. La salida de capitales para 2018 reflejada en el rubro Otras Inversiones netas, fue financiada por una entrada de Inversiones de portafolio neto por USD 42.100 millones. El cambio de los objetivos de política monetaria a fines de diciembre del año pasado, produjeron la baja de la tasa y la caída de los rendimientos del “carry trade”. 

Estuvo implícito en la reunión del presidente del Banco Central, el Jefe de Gabinete y los ministros de Hacienda y Finanzas que habría una mayor devaluación de la moneda. Los supuestos del gobierno y del FMI para equilibrar las cuentas externas son que la devaluación del más del 100% a registrase en el año corriente ante el cierre del financiamiento externo a principios del 2018, producirá un saldo comercial de bienes superavitario de USD 700 millones para 2018 y de USD 4.000 millones para 2019 y que la salida de capitales se reducirá de los actuales USD 23.700 millones para 2018 a USD 6.200 millones en 2019. El pago de intereses de deuda y remisión de utilidades y dividendos al exterior pasará de USD 12.000 millones para 2018 a USD 13.800 millones para 2019, manteniéndose en niveles similares. Estima que la salida de divisas por turismo se mantendrá en USD 8.800 para 2018 y en USD 9.000 millones para el siguiente año. 

Los cinco factores que explican la salida de dólares son 
  • el saldo comercial, 
  • el déficit por turismo, 
  • el pago de intereses de deuda, 
  • la fuga de capitales y 
  • la remisión de utilidades de las casas matrices a las casas centrales, se verán reducidos con la aplicación de dos instrumentos de política económica: el precio del tipo de cambio y la tasa de interés. 


Con la devaluación de este año se intentará reducir la salida de dólares de la cuenta comercial, la baja del turismo fuera del país y la remisión deutilidades al exterior ante la devaluación de las ganancias en dólares y la recesión económica y caída de las ventas. Con el aumento de la tasa de interés a casi el 70% anual se intentará que baje la dolarización de activos y su fuga al exterior. Lo único que se mantiene es el pago de intereses de deuda al exterior. 

El talón de Aquiles de la actual política económica está en los niveles de tasas de interés que podrán evitar una mayor fuga de capitales pero no cambian la insustentabilildad del actual modelo. Esa posibilidad pone presión sobre el plan del Fondo Monetario Internacional. Si bien los mayores desembolsos aprobados por el directorio del FMI, suministrarán los dólares para el pago de los intereses de deuda, la posibilidad de cambio de gobierno y la conflictividad social, producen un aumento del riesgo y de la incerteza de los fondos posicionados en la Argentina.
-----------------------------------------------------------------
Política Monetaria
Plan dolarización
Ajuste Fiscal 
Seguir leyendo 


Artemio López

Ramble Tamble