Hubo un tiempo en que los puesteros soñaron que eran patrones de estancia...

La imagen puede contener: cielo, nubes, hierba, exterior y naturalezaAllá casi en la prehistoria, en tiempos de Yrigoyen y Alvear, cuando los Radicales eran Radicales en serio, el Estado volcó sus esfuerzos en consolidar una clase media agropecuaria, poniendo los recursos a su alcance (Banco Nacion, Banco Provincia, Banco Hipotecario) para ir convirtiendo al colono inmigrante en propietario de su tierra.

Al mismo tiempo, fomentó el Cooperativismo Agrario, para que esa clase media en formación forjara sus propios instrumentos comerciales que la fuera independizando de las Grandes Exportadoras de Granos y los Frigoríficos Ingleses.

Todo esto hizo que con el tiempo, una buena cantidad de "gringos patasucia" (como llamaban los Estancieros de la SRA a sus colonos) accediera a la propiedad de la tierra. Y fueron progresando, y con el tiempo sus hijos accedieran a mayores y mejores niveles de educación, y en general fueran adquiriendo hábitos de vida y consumo a los que sus abuelos inmigrantes jamás hubieran soñado.

Ya para la década del '40, empezaron a creer que la cosa siempre había sido así. La memoria de los abuelos inmigrantes fue a parar al baúl de los recuerdos, y muchos de ellos hasta se avergonzaban y trataban de soslayar sus raíces y sus orígenes.

Como existía una barrera invisible pero presente, no podían acceder a ser socios de la SRA como era su anhelo, y se conformaron con un sucedáneo: las Sociedades Rurales del interior, suerte de barniz aristocrático que los distinguía de los chacareros y arrendatarios a quienes miraban por sobre el hombro.

Como los tiempos fueron cambiando, hoy dia, (Consenso de Washington mediante) esas medianas unidades de explotación han comenzado a ser puestas en camino a la inviabilidad económica, avasalladas por el crecimiento de la mega-agricultura. Ya la agricultura por equipos propios va pasando a la historia, y son los contratistas de los pooles de siembra los que mueven el negocio, y la ganadería entra en pérdida frente a la competencia de los arrendamientos de las mejores tierras para agricultura.

Como en el juego de la oca, se ven en la disyuntiva de retroceder varios casilleros. Aun no han caído en la cuenta que ya no les resultan útiles al establishment. Y que o vuelven a sus orígenes, o están condenados a desaparecer en corto y mediano plazo,tal como en 1968 desaparecieron los chacareros arrendatarios. 

Aún no se han enfriado las brasas de los asados en las banquinas de 2008, donde se prestaron, junto a algunos aventureros de la FAA y ConInAgro, a hacerle de infantería a la SRA. Persistieron en su esfuerzo, y lograron finalmente el "cambio" que les vendieron como su camino a la felicidad. En ese camino se desentendieron de las economías regionales, que recién ahora descubre ConInAgro (ver posteo anterior) y que la quita de retenciones que les vendieran como la panacea universal fue inmediatamente absorbida por la devaluación y la suba de los combustibles. Y de pronto recuerdan que hay una cosa que se llama "mercado interno", y que ese mercado interno de mas de 40 millones de habitantes les cubría el costo fijo de sus empresitas agropecuarias y que la exportacion era un ingreso extra.

Además, les incrementan en un promedio del 50% el Inmobiliario Rural, y no son los "populistas" los que lo hacen, si no los que ellos consideraron sus amigos, los que los venían a "salvar". Y asi vemos acá a CARBAP indignada por esto, y al Presidente de la SR de Pehuajó decir que:

LUCAS FERNANDEZ LONG, PRESIDENTE DE LA SOC RURAL DE PEHUAJO, DIJO , ENTRE OTRAS COSAS:
"ÉSTO ES PEOR QUE EL KIRCHNERISMO" ,
"Son mentirosos, dicen una cosa y hacen lo contrario. Cambiemos las pelotas, no cambiamos un carajo."
"El aumento en el impuesto al sector rural. Estamos más calientes que una pipa. Un montón de gente inundada por culpa del estado que decidió proteger otras zonas. Al que inundaste, mínimo tenes que ayudarlo para que siga produciendo y lejos de eso lo que hacen es seguir cobrándole impuestos. Un campo inundado no produce.
En plena campaña se llenaron la boca en los medios diciendo que había que bajar los impuestos que la presión tributaria es insoportable. A los empleados estatales hablan de darle un 10 % de aumento y a nosotros nos cobran un 50 % más de impuestos, Los impuestos inmobiliarios son caros y de gran incidencia. Esto es peor que el Kirchnerismo.
Para que los campos sean rentables habrá que subir los precios,. ¿ Ha cuanto se va a ir la leche, el pan y la carne?.
Solo quedan dos opciones: o se suben los precios o se deja de producir.
Son mentirosos, dicen una cosa y hacen lo contrario. Cambiemos las pelotas, no cambiamos un carajo.
Ahora cuando la leche el pan y la carne suban que la gente sepa que no es plata que nos quedamos nosotros sino que se la tenemos que dar al estado." (Lucas Fernandez Long, Pte de la Sociedad Rural)  

Son las cinco de la mañana: sonó el despertador, y el puestero se despertó de su sueño de patrón de estancia....

Antonio (el Mayolero)



Manuel

El Fusilado