Hoy me robé un blog amigo...


APR
18

Nando Bonatto, es un amigo, que en su blog "Poesia y Ramos Generales" dice justamente y con acertadas palabras, lo que estaba bullendo en mi cabeza para publicar. Esta nueva "campaña del miedo" a la que tambien veo que se ha sumado el inefable Eduardo Buzzi. 
!!!Gracias Nando!!!

FUNCIONARIOS DEL MINISTERIO DEL ODIO HABLAN DEL MINISTERIO DE LA VENGANZA




Tras la partida del operador Daniel Santoro del programa conducido por Alejandro Fantino, el gorilaje analizaba las últimas encuestas, todas favorables a la ex presidenta.
En medio de esos números, los panelistas de Fantino comenzaron a ponerse nerviosos y a especular sobre una supuesta vuelta de CFK a la Casa Rosada, todas malas noticias para ellos. Hasta que a Carnota, uno de los chupamedias más importantes, se le salió la cadena del todo y aseguró ante la descompensación general, que lo primero que hará la ex presidenta es montar el ministerio de la Venganza.




No hay inocencia en las frases ni neutralidad en las palabras.
Saben que la saña y en el encarnizamiento contra todo lo que huela a Letra K es la constante en cada editorial y nota de la prensa amarilla.
En una nota magistral publicada días atrás en El Cohete a la Luna, Graciana Peñafort dice:
  De un tiempo a esta parte, la realidad argentina discute, con mayor o menor conocimiento o fundamento, los casos judiciales que involucran a la política y a los políticos. No sé bien cuándo empezó todo esto, tal vez con las denuncias tan espectaculares como carentes de pruebas que publicaban los diarios y la televisión, con diputados y dirigentes políticos que ejercían desde Comodoro Py o desde los estudios de televisión. Pero sólo por poner una fecha de eclosión del fenómeno –fecha caprichosa, aclaro de antemano— diré que tal vez empezó el 14 de abril de 2013, cuando Jorge Lanata sentó a un chico que se llama Leonardo Fariña a hablar de lo que denomino “La ruta del dinero K”. Sostenía Fariña que la ruta del dinero K respondía a un plan ejecutado por Lázaro Báez para sacar del país dinero obtenido ilegalmente y que provenía de prácticas de corrupción que habían llevado adelante los Presidentes Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner y su gabinete.
Los arrepentidos se sucedieron, cambiaron sus versiones, se arrepintieron de arrepentirse, volvieron a arrepentirse. Una nueva fauna de arrepentidos surgió de la televisión y se volvió parte de nuestras vidas. Nadie prestó mucha atención a los detalles, salvo los abogados que vieron multiplicado por mil su trabajo de defensa. Porque frente a un arrepentido que desgrana detalles con más simpatía que pruebas, los escritos de los abogados pierden por goleada. Son tediosos, largos, indigeribles para la TV y para los diarios. Suponiendo, claro, que la TV y los diarios quisieran hablar de las defensas, cosa que no resultó el caso, excepto poquísimas excepciones.
Fuese por búsqueda de rating, por convicción ideológica, o por mera conveniencia, la mayoría de los medios de comunicación se plegó con indisimulable entusiasmo al juego de acusar sin pruebas. Una nueva forma de histeria. Ya no eran acusaciones de brujería como en Salem, ni de comunismo como en Estados Unidos, sino de kirchnerismo. Una nueva categoría del mal que se extendió a los artistas K, a los militantes K, a los intelectuales K y así hasta el infinito. Ser K era una definición que implicaba la pérdida automática del derecho a defensa, la presunción de inocencia, cualquier crédito sobre su palabra, el derecho al honor; e incluso exponía al desprecio público.

En enero del 2015, ser K convertía a los portadores de la nueva letra escarlata en cómplices de un supuesto asesinato que nadie ha probado hasta la fecha. Pero al lugar que íbamos, las pruebas no le importaban a nadie. Y más adelante vinieron las fotocopias de los cuadernos de Centeno. Y está claro que, a partir de ese día, las pruebas ya no solo no importaban, tampoco era necesario que existieran. Evidencia espectral.
No solo los medios y la política se plegaron entusiastas a este nuevo Salem. El Poder Judicial fue al mismo tiempo impulso y partícipe de la maniobra. De pronto los jueces eran personajes públicos. La doctrina que habilitó la detención preventiva de personas adoptó el nombre de uno de los jueces más discretos de Py. Comodoro Py, salvo raras y honorables excepciones, se olvidó por completo de todo lo que muchos de esos jueces y fiscales enseñan en las aulas y se volvió literalmente sanguinario. La vida, la libertad, los derechos y garantías desaparecieron casi por completo. Porque el acusado ya no era acusado, era enemigo.
Lo que pinta Graciana es una realidad innegable
Milagro Sala presa  situación avalada por el Frente Renovador,el desafuero de Julio De Vido,el encarcelamiento de Boudou en  una causa disparatada, la fantochada de los Cuadernos Quemados en la Parrilla de Centeno, la prisión a Fernando Esteche por portación de Fernando Esteche, la cárcel a D Elia y el vacío hecho oportunamente a Anibal Fernandez  por esos compañeros que mas vale tenerlos lejos ,amen y ni es necesario comentarlo por lo evidente, la persecución a Cristina a través de una jauría compuesta por operadores de inteligencia con claros vínculos con el extranjero,difamadores profesionales con carnet de periodista y la Patota Judicial asentada en Comodoro Py, todo esa parafernalia desplegada en forma impune digamos,conforma una realidad que debemos superar ,que se debe analizar ,que es necesario no permitir que nos encuentre inermes ante la canallada.
Hay cobardía por supuesto, cuando la Caza de Brujas alcanza niveles de paroxismo pareciera que todos se suman a ella so pena de ir a la hoguera.
El Affaire D Alessio destapó una olla podrida de la que teníamos conocimiento aunque resultaba y resulta dificil cambiar la opinión de parte significativa del publico  sobre los demonizados.
Lo cierto que el acuerdo programático ,los puntos en que se tiene que basar cualquier frente politico vistas a las elecciones,debe contener,amen del central tema socio/económico ,algo más que una mera mención al tema de la persecución,la degradación de la justicia y el odio como herramienta politica utilizada por la derecha democratica ,moderna,civilizada, tolerante y abierta pregonada por los cinicos.


Antonio (el Mayolero) con todos los créditos al amigo Bonatto.

Manuel

El Fusilado