Fuerza miau! ya encabezamos el ránking de emergentes en endeundamiento improductivo!




Según el relevamiento del Institute of International Finance (IIF) la deuda global alcanzó en el primer trimestre de 2018 los u$s247 billones (representa 318% del PBI mundial) tras aumentar u$s8 billones, siendo el mayor crecimiento desde el primer trimestre de 2016. Es más, desde el cuarto trimestre de 2016 la deuda global creció u$s30 billones.

En el festival de deuda mundial, la Argentina es una de las principales víctimas. Así lo decidió el presidente Mauricio Macri y su equipo económico. El modelo M es muy claro: deuda y fuga, como es un clásico de los gobiernos no populares en nuestro país.

Los países más vulnerables, sobre todo por su elevada exposición al riesgo cambiario son: Argentina, Colombia, Egipto, Nigeria, México, Sudáfrica, Brasil y Turquía. Para el IIF estos países presentan los mayores riesgos de refinanciación en la deuda emergente en moneda extranjera. Al respecto, la entidad advierte que a fines de 2019 vence cerca de u$s2,7 billones en bonos y préstamos sindicados. "El riesgo de refinanciación en dólares es particularmente alto para Argentina, Colombia, Egipto y Nigeria (más del 75%), México (62%), seguido por Sudáfrica (57%), Brasil (50%) y Turquía (47%)", señala el IIF en su Global Debt Monitor en una nota publicada en ambito.com.

Para tener una dimensión del nivel de endeudamiento en moneda extranjera en los mercados emergentes (familias y empresas no financieras) basta con mencionar que en el primer trimestre de 2018 alcanzó un aumento récord de$ 5,5 billones (el 78% de empresas no financieras). "Dada su alta dependencia de la deuda nominada en moneda extranjera, Argentina, Hungría, Turquía, Polonia y Chile parecen ser los más vulnerables a grandes oscilaciones en los flujos de capitales", afirma el IIF.

En números concretos, la Argentina pasó de "deber" el 35% de su producto bruto a 89% en 30 meses. Para poner un ejemplo: este año el pago de intereses de deuda son el triple de lo que el Estado argentino invierte en infraestructura.

Para lo que resta de 2018 y 2019 se estiman vencimientos de deuda en moneda extranjera (incluye Letes) por parte del Tesoro Nacional por un total de de USD 49.473 millones, siendo el mes de mayo de 2019 el mes con el vencimiento mensual más alto (USD 8.042 millones) que deberá enfrentar el Gobierno de Mauricio Macri. Tanto el perfil de vencimientos de la deuda del Tesoro Nacional en moneda extranjera como el ratio de intereses pagados sobre PIB presentan una trayectoria marcadamente ascendente: los vencimientos ascienden de USD 11.523 millones en 2016 a USD 19.395 millones en 2017 y USD 32.719 millones en 2018, mientras se espera para 2019 vencimientos por USD 25.750 millones. En paralelo, el ratio de intereses pagados sobre PIB sube del 1,3% en 2016, al 1,5% en 2017, estimándose para 2018 un ratio del 2,3%.

Fuga, la otra cara

Según los últimos datos publicados en el Balance Cambiario del Banco Central de la República Argentina (BCRA) correspondientes a mayo de 2018, se observa que en ese mes egresaron de la economía en concepto de Formación de Activos Externos del Sector Privado no Financiero (FAE del SPNF) USD -4.616 millones, un 124% más en relación al mes pasado y un 368% más en relación al mismo mes del año 2017; siendo ésta la cifra mensual más alta desde noviembre de 2011. Si se toma el acumulado para los meses de enero, febrero, marzo, abril y mayo de 2018 la cifra alcanza los USD -13.601 millones, lo que representa un incremento del 104%, 189%, y 387% respecto a igual período de 2017, 2016 y 2015, respectivamente. Si a dicho monto se le adicionan los USD -9.951 millones fugados bajo ese concepto en el año 2016 y los USD -22.144 millones fugados en el año 2017 entonces se obtiene que desde diciembre de 2015 han salido del país divisas netas por atesoramiento en moneda extranjera (FAE del SPNF) por aproximadamente USD - 47.721 millones.

Se estima que la fuga de capitales, calculada como la salida de divisas en concepto de Formación de Activos Externos del Sector Privado no Financiero, giro de Utilidades, Dividendos y Otras Rentas, y Turismo es de USD -5.621 millones en mayo de este año, lo que implica una suba del 95% con respecto al me pasado y del 182% respecto a igual mes del año 2017. Nuevamente, esta es la salida de divisas por fuga de capitales total mensual más alta desde fines de 2011. Para el acumulado enero-mayo de 2018 se calculan egresos netos por USD -18.369 millones, un 61%, 109% y 237% más que en igual período de 2017, 2016 y 2015, respectivamente.

Desde comienzos de la gestión de Mauricio Macri la fuga de capitales alcanza entonces los USD - 73.754 millones. De allí, USD -2.723 millones corresponden a diciembre de 2015, USD -19.731 millones corresponden al año 2016 y USD -32.932 millones al año 2017.

Artemio López

Ramble Tamble