El sueño del pibe I (+ Momento Massot)

Muy cerca de Patti Smith, (a pesar de Manguel, Lombardi y otros jetones): La otra.-radio parte I, para descargar clickeando acá



En el programa de anoche, Santi Segura nos contó que los días anteriores a las presentaciones de Patti Smith en Buenos Aires andaba desesperado por conseguir acceso a los shows o a la conferencia de prensa pero todo se hacía muy difícil. Sucede que las expectativas por ver a la leyenda viviente eran muchas, la gente hizo horas de cola para conseguir una entrada (en el Centro Cultural Kirchner las entradas son gratuitas, eso es algo que el macrismo todavía no destruyó). Pero el macrismo es el macrismo, así que de la capacidad total de la Ballena Azul solo puso a disposición una parte para el público en general y después repartió otra parte de las entradas entre los jetones acomodados. Incomodado quedó Lombardi, que quería darse una pátina de prestigio por efecto de ósmosis de la artista visitante, jugando él de local, pero, en el último concierto de Patti, Lombardi y su pandilla de jetones fueron devorados por la Ballena Azul entera cantando el hit del verano, mauricio macri la pu... la yuta que te parió, más una rechifla dirigida personalmente a él cuando la cantante, seguramente inadvertida de la calaña de su anfitrión, lo mencionó. Ahí o antes, Lombardi, ya arruinado su intento de prestigiarse con la visita de Patti, se fue amargado. Santiago en esa función no pudo estar, es decir: estaba en la explanada del CCK donde había una pantalla que se activó justo en el momento en que la Ballena cantó mauricio macri la yu... la puta que te parió. Y ahí la gente que se había congregado se prendió (un poco más tímidamente) a entonar el éxito estival.

Pero eso es solo una parte de justicia política del asunto, porque lo más importante fue que Santiago Segura, editor de La Música es del Aire y columnista estrella de La otra, por una serie de carambolas afortunadas, pudo finalmente conseguir una entrada para presenciar la primera actuación de Patti en el CCK, de índole poético musical, conducida por otro jetón del macrismo, Alberto Manguel, a la sazón director de la Biblioteca Nacional, deplorable destructor de todos los logros que en la gestión anterior había conseguido Horacio González. Manguel tuvo la astucia de participar en el encuentro sin darse a conocer, tal vez esquivando la rechifla que podría producirse. De hecho la mayor parte del público presente ignoraba completamente la identidad de este maestro de ceremonias. Y Manguel le leía a Patti fragmentos de escritores argentinos, que ella recibía traducidos al inglés en unas tarjetas. Entre lo que Maguel leyó a Patti, estaba la "Canción de cuna para un gobernante" que María Elena Walsh le escribió en su momento al dictador Onganía, que empieza diciendo

Duerme tranquilamente que viene un sable 
a vigilar tu sueño de gobernante.

América te acuna como una madre 
con un brazo de rabia y otro de sangre.

Duerme con aspavientos, duerme y no mandes 
que ya te están velando los estudiantes.

Algo que conmovió a Patti, que no sabía que Manguel es funcionario de un gobierno que avala los asesinatos cometidos por los agentes de las fuerzas de seguridad, que andan matando pibes impunemente al amparo de la doctrina Chocobar, enunciada por el jefe de Manguel. Pero de eso Patti no se enteró. ¿Qué habría pasado si Manguel, en lugar de leerle la canción de María Elena, le hubiera recitado el aval que macri le extiende a los asesinos de pibes? Seguramente no se habría llevado una imagen muy buena de la situación del país y se habría explicado los abucheos producidos cuando ella nombró a Lombardi sin saber de quién se trataba realmente.

Pero la parte luminosa de todo esto es que el arte de Patti Smith brilló durante esas presentaciones y Santiago no solo presenció esta jornada poética y tomó del aire algunos valiosos audios de la artista en vivo (¡alguno de los que compartió con nosotros!): también, por un feliz imprevisto, a último momento pudo ir a la conferencia de prensa de ella. Parece que Patti quería especialmente que asistieran periodistas jóvenes y encima pidió que los más jóvenes se ubicaran cerca suyo en la ronda de prensa... con lo que Segura estuvo a metro y medio de distancia de su ídola! Seguro que no se lo olvida más. De la fragancia artística que Patti exhaló, de sus ocurrencias y anécdotas, de sus momentos musicales hermosos, de todo eso nos habló Santiago Segura en la noche de anoche (por ejemplo, del relato del accidentado desempeño de Patti cuando le tocó recibir el Nobel Prize asignado a Bob Dylan, su amigo -Santiago quedó a solo un grado de separación de Bob!). Todo lo lindo lo cuenta Santiago en el programa.

Escuchenló. Excepto que en un momento de la audición se produjo un episodio al estilo Nico Massot y salió al aire algo que no debería haber salido y  puede ocasionarnos problemas entre nuestros múltiples admiradores. Ojalá esa parte no haya quedado en la edición de audio que ustedes y ustedas pueden descargar clickeando acá.

Hay una segunda parte del programa que subiré en pocas horas, en la que yo cuento, dice el editor del blog, mi propio sueño del pibe: compartir una jornada artística y filosófica con la gran Liliana Herrero. Espérenla.

Oscar Cuervo

La otra