El mundo agradable de David Lebón

El notable guitarrista y músico argentino lanzó un nuevo disco que combina duetos y nuevas versiones de viejos éxitos. Julieta Venegas, Coti, Aristimuño, Andrés Calamaro, Eruca Sativa, Fito Páez, acompañan al ex Seru Giran.
 
NOVEDADES DISCOGRÁFICAS

Por Néstor Pousa

El músico argentino David Lebónes uno de los grandes clásicos dentro de la historia del rock nacional, pero aun así no reniega de las nuevas tendencias del mercado. Por eso, alineado con lo que es moda a nivel planetario, pone a consideración Lebón &Co.un trabajo que combina duetos junto a invitados especiales y nuevas versiones de viejos éxitos. El notable guitarrista aparece presentando (en la jerga: featuring) una larga lista de artistas nacionales e internacionales de primer nivel, que son referentes cada uno en estilo. El flamante disco se estrenó en todas la plataformas digitales a las cero horas del pasado viernes 10 de mayo, además de ser comercializado en formato de CD y vinilo.
A tan solo tres años de su antecesor, el excelente Encuentro Supremo, plagado de canciones nuevas, con menos tiempo de espera que en anteriores ocasiones, el Ruso se dispone a seguir en la ruta más activo que nunca con este nuevo material con el que revisita distintas etapas de su trayectoria y su extenso repertorio. Son doce canciones con producción artística de Gabriel Pedernera, baterista del power trío cordobés Eruca Sativa, y producción ejecutiva de Patricia Oviedo.
El resultado es un sonido típicamente leboniano, pero con versiones actualizadas e impregnadas por cada uno de los invitados. Tal el caso de Julieta Venegas, la invitada que todos quieren tener, su performance no falla en Puedo sentirlo, un tema de 1986. De la misma forma Coti Sorokin entiende a la perfección lo que hay que hacer en Dejá de jugar, de un disco casi olvidado (Contactos, 1989) lanzado en el medio de una terrible crisis hiperinflacionaria.  Hola dulce viento, aquella primera canción que escribió para Pescado Rabioso en 1973, sigue maravillando por su simpleza, aquí en dueto con Emmanuel Horvilleur. A Casas de arañas, perteneciente al debut solista de David (1973), le queda muy bien la base de batería digital y el estilo personal de Lisandro Aristimuño.

Encuentro en el estudio: David, Fito y Gaby Pedernera
Con Pedro Aznar reeditan aquella dupla que produjo gira y disco doble en 2007. Conocidos desde los tiempos de Seru Giran, parece que entre ambos no hay secretos, ni divismos. Aznar se hizo cargo de la producción, puso su voz e instrumentos varios (+Cristian Judurcha en batería) en Hombre de mala sangre, uno de los grandes clásicos de todos los tiempos.  En Tu llegada, otro símbolo del reconocido estilo baladístico de Lebón, aparece otro invitado internacional, el músico y productor madrileño Leiva.
Mundo agradable nos trae un duelo de guitarras entre David y Ricardo Mollo, estirando sus cuerdas en un hit de Seru ‘92, aquel (controvertido) regreso de la emblemática banda.  Choque de planetas en Parado en el medio de la vida(otro título de Seru, pero en su mejor versión, 1981) con Andrés Calamarocompartiendo los créditos en una de las mejores performances del álbum.  Los ya mencionados Eruca Sativa le ponen su impronta a una versión millennial de Dos edificios dorados, para que las guitarras (de Lula Bertoldi y David) se vuelvan a florear en sus respectivos solos.  Carlos Vives es la presencia más inesperada en la lista de invitados. El colombiano, autor junto a Shakira del mega-hit La bicicleta, participa en Llorar de amor, otra de las baladas rescatadas. La otra sorpresa es Polifemo, banda de mediados de los 70 que protagonizaban Lebón con Rinaldo Raffanelli en bajo y Juan Rodríguez en batería. Participantes de la última etapa de Sui Generis, formaron este trío de corto recorrido como banda. A ellos pertenece la versión original de Suéltate Rock and Roll, desde entonces infaltable en cada cierre de concierto del Ruso quien, a más de cuarenta años de su separación, se da el gusto de volver a reunirlos en un estudio de grabación para repasar aquel número inmortal.
El cierre es para Fito Páez y una versión a dos pianos de El tiempo es veloz, con el rosarino y David en un contrapunto entre la bella melodía y la letra de una de sus canciones más reconocidas. Se escucha en el final un intercambio que es un claro mensaje de admiración entre ambos músicos.
Salvo en los momentos ya indicados, acompañaron a David en esta nueva entrega, su actual banda formada por: Daniel Colombres (batería), Leandro Bulacio (piano), Dhani Ferrón (guitarra acústica, eléctrica y coros) y Gustavo Lozano (guitarra).

Escuchá a David Lebón & Lisandro Aristimuño:

Néstor Pousa

Prensa Rock