El capitán de nuestro corazón















Oscar Raimundo Martín tuvo un profundo vínculo con la gloria. Sus manos se fueron tornando expertas en coquetear con lo más alto en el fútbol.

El 4 de Noviembre de 1967, en el Centenario Uruguayo, le mostró al mundo entero que Racing era el Campeón Intercontinental, antes que cualquier otro club argentino.

Nació el 23 de Junio de 1934. Debutó en Argentinos Juniors y llegó a "La Academia" en 1963 con 28 Años. Tuvo que lucharla mucho para convertirse en titular, y recién lo pudo lograr con la llegaba al banco albiceleste de Pizzutti en el '65.

Con mayor experiencia que sus compañeros, poco a poco fue tranformandose en la voz de mando de un equipo que estaba para grandes cosas.

Formó parte del "Equipo de José", ganando el Torneo Local de 1966, Copa Libertadores e Intercontinental 1967.

Respetado por todos sus colegas, contó en alguna ocasión, una parte desconocida, pero mejor de lo que era en el verde césped.

"A mí me gustaba organizar cosas. Trataba de hacerlas para adentro: donar al Hospital Roca, al Hospital de Niños, a escuelas cuando íbamos al interior. Todo en silencio. No queríamos trascender en los medios de esa forma".

Ya retirado de las canchas, siguió junto al club, asistiendo regularmente a participar en varias actividades con otros ex académicos y pregonaba la memoria colectiva por los logros del "Equipo de José".

Éste lunes, 12 de Febrero, a la edad de 83 Años. Falleció luego de pelear frente a una dura enfermedad. 
La última vez que estuvo en el Estadio, fué para el Homenaje de los 50 Años de aquella final victoriosa frente al Celtic escocés.

Levantó los brazos antes de irse esa noche, y todavía se le veía la cinta de capitán, esa cinta que será de él siempre.

Nota por: Damián Ariel Ruiz.

La Gloriasa Acade