El azar

No todo es una simple casualidad, donde algunos salen ganando y otros perdiendo. Si creiste, por ejemplo, que votaste un estadista y te tocó un gato, no es esa casualidad. Es la famosa causalidad generada por las causas y los efectos que aveces están en nuestra manos poder modificar.
Hay 2019, una construcción de paciencia, constancia e inteligencia. No apostemos casualmente. 








José Rubén Sentis

José Rubén Sentis