Distribución del ingreso en la Argentina. IV trimestre 2017. Indec


Con información que publica el INDEC, que surge de la EPH, construimos 2 gráficos para decir algunas pavadas sobre la distribución del ingreso en la Argentina.

Primera cosa, faltan los datos del IV trimestre de 2015 por eso quedó ese salto entre 2016 y 2014, porque incluye 2 años. En este link se puede ver el post del III trimestre sobre el mismo asunto. Segunda cosa: es clave recordar que la inflación de los deciles de menos ingresos es superior a la de los ricos, por tanto estas diferencias de variaciones no siempre explican mejoras reales entre deciles, asimismo se utilizó la inflación de CABA mientras el datos de la EPH es de 31 conglomerados de todo el país.


Como se puede ver, el decil más pobre suele crecer bastante más que el más pobre cuando el año cierra con mejoras y crecimiento, en la serie ello ocurre con excepción de 2006 (año en que el país creció pero el decil 10, el más rico fue el que más creció). En 2016, que incluye 2 años, se observa que el perjuicio generado en 2016 no habría alcanzado (en la lectura de los cuartos trimestres) a empujar el ingreso del decil más pobre por abajo de la inflación, ganando así sober 2014: la lectura sería que el perjuicio de 2016 no alcanzó a destruir todo el beneficio de 2015, quedando así por encima de 2014. Ello, sin embargo, generando el mayor crecimiento en los más ricos, cosa que recién se compensaría en parte en 2017, año en el cual el decil más pobre es que muestra la variación más alta en sus ingresos.




En el siguiente gráfico se ve la clásica brecha entre pobres y ricos, en la cual se observa que 2017 sería la 3era mejor marca histórica luego de 2015 (probablemente) y 2012.


¿Esto es bueno o malo? Es bueno, lo que cabe lamentar es que el atraso cambiario que dio forma a este beneficio para los sectores populares se vincula con un récord de deuda que apreció el peso (neopopulismo financiero) y que no puede sostenerse. La regulación es más fácil de sostener que la deuda, porque requiere control sobre los jugadoers internos, la deuda en cambio sobre los externos, lo cual, por supuesto no es posible.

Entonces en vez de estar mejorando el ingreso, cosa que se puede celebrar, por supuesto, el gobierno debería tener un plan de sustentabilidad (basado en exportaciones). No parece tenerlo.

Hérnan Herrera

Hache