Días distintos

Especialísimo Calamaro en La otra.-radio, para escuchar clickeando acá 


Acaba de aparecer Días distintos, el ensayo de Walter Lezcano dedicado a la fabulosa trilogía de fin de siglo de Andrés Calamaro: Alta suciedad, Honestidad brutal y El salmón, una torre poético-musical conformada por ocho volúmenes y ciento cincuenta y cinco canciones, que colocó a Calamaro en el podio de los muy pocos grandes artistas vivos argentinos. Calamaro se reveló desde joven como un creador de hits entradores, de estructura musical sencilla, concepto despojado y letras de apariencia inocente que, como verdaderos Caballos de Troya -según acota Lezcano respecto de "Mil horas"-, esconden referencias múltiples e inquietantes. 

Justamente, la facilidad para las rimas de Calamaro, sus melodías entradoras, su propensión a cierta comicidad melancólica y su falta de solemnidad le costaron una injusta reputación de artista ligero, juicio que se basa en escuchas distraídas. La transición que va desde el pulido concepto artístico de Alta Suciedad hacia el torrente ominoso de El salmón despeja las dudas de los que al final pueden comprender (aunque hay quienes mueren aferrados al prejuicio). La lírica de Calamaro, sobre todo en sus hits más difudidos, podría parecer un arte menor para quienes consideran a Spinetta el non plus ultra de la poética en la música popular. Pero una escucha atenta lo revela como un literato descomunal. Desde La otra sostenemos -y lo bancamos a full- que Calamaro tiene letra suficiente como para ser uno de los mejores escritores argentinos. Los que creen que las letras solo viven en los libros y nunca en las canciones no van a entenderlo. Los devotos de la importancia menos. 

En el programa del domingo pasado de La otra, guiados por el libro de Lezcano, compartimos con Maxi Diomedi esta tesis que a muchos podrá parecerles impertinente. Las canciones de Calamaro ya forman parte del inventario popular y será muy difícil desplazarlo. Su calidad de escritor está todavía por admitirse. Una idea que nos salió durante el programa es que bien podrían trascribirse, una tras otra, las 103 canciones de El salmón en un libro, despojadas de su soporte musical de baja fidelidad, como él quiso que sonara. Leídos de corrido, estos 103 textos terminarían de despejar su excelencia literaria. Dado que hay muchos que se jactan de no haber escuchado nunca El salmón completo, al menos podrían abstenerse de emitir una opinión sobre esta cuestión.

El audio del programa, con las pocas canciones que pueden entrar en un programa de dos horas más nuestros comentarios y las referencias al libro de Lezcano, puede escucharse clickeando acá. Ahí nuestros fundamentos se extienden. Para pronunciarse sobre el fondo de la cuestión vendría bien abrir las orejas y ponerse a escuchar los discos.

Acá transcribo apenas unas pocas entre sus letras más logradas, de las menos conocidas (no todas las pasamos en el programa):

Dos Romeos
" si no terminamos juntos..."
El nació en una casa de cemento como vos y como yo
en un barrio de casas bajas y lluvia
en el país es importante el material y todo eso
la casa era propia.

Pero la diferencia si querés era brutal
el nació pegado a su hermano siamés
y una tercera cabeza que había sumaban tres
y juntos fueron estrellas de rock.

Pero la tercera cabeza no tenia relación
con los dos hermanos, Barry y Tom
y había que torcerse para no tocarse.

Dos Romeos son
dos Romeos pegados
y alguna que otra Julieta hay
dos Romeos
dos Romeos eran más
que cualquier Romeo individual.

De una vez, Barry y Tom son separados
(pero sin sangre)
están casi muertos en una habitación de hotel
la mucama repugnada se robó hasta la almohada
y fueron tres partiéndose en dos.

La operación se llevó a cabo en el cuarto del hotel
y el cirujano maldito no se dio a conocer
pero la intervención final fue un éxito total
ya que los Bang Bang ahora son dos o tres.

Dos Romeos son
dos Romeos pegados
y alguna que otra Julieta hay
dos Romeos raros
dos Romeos son más
que cualquier Romeo individual.

Las dos cabezas juntas en la almohada están soñando
que una corbata normal están usando
cuando volví a Nairobi me encontré que los Bang Bang ya separados
con un tema habían pegado
que decía así:

"Bajo el signo de Géminis incubado 
sesenta y nueve es el numero dorado,
somos dos en uno, un todo formamos
con doble cañón la carga dispararon".

De los dos hermanos,
 uno está vivo, creo que ese es Tom,creo
el otro sobrevive con un corazón artificial de cartón
pero no resistieron la siguiente operación
y las tres cabezas en un nudo descansan para siempre.

Desde esa retorcida posición un ojo mira el cielo de la mañana
pero eso ya es cosa del pasado
A veces, todavía eschucho los discos de Bang Bang
que son más que un Romeo normal
que son más que un Romeo individual.

Lou Bizarro

Lou Bizarro perdió por knockout
con Roberto Mano de Piedra Durán
y su hermano Bizarro invade el escenario
para rescatar a Lou.

Lou Bizarro quedó muy mal
pero llevó manjares a su hogar
que no pudo ni probar
que no pudo ni probar.

Esta es la historia que nadie contó
la historia de otro boxeador que perdió
esa noche América bizarra lamentó
la caída de un campeón sin corona.

Y Mano de Piedra ni se enteró
si Lou Bizarro se levantó
porque alguien en el ringside le encaró
creo que algo le gritó en español.

Y América bizarra se divide en dos
el gran sector que ni se enteró
y los interesados por el perdedor
que son dos
tal vez nosotros dos
tal vez nosotros.

Lou Bizarro perdió por knockout
fue en el primero o en el segundo round
un fallo que nadie protestó
un hombre ganó, otro hombre perdió.

En casa de Lou Mamá Lou lloró
pero el cuñado la apuesta ganó
la hermana de Bizarro aprieta su pañuelo
bordado en Sicilia por un bisabuelo.

Esta no es la historia de Lou solamente
es casi todas simultáneamente
son diez segundos de un hombre común
que en la lona cayó
y en ese caso la pelea perdió.

Mamá Lou, papá Lou, sister Lou, Lou, Lou,
Mamá Lou, papá Lou.

No quiero ser Vincent
no quiero ser Van Gogh
No quiero ser Tyson
Tyson en Japón
porque un campeón a veces cae
un campeón también cae
porque un campeón a veces cae
un campeón.

Hay

Hay ciertas personas que toleran el alcohol
de una forma sobre humana
personas que mueren todos los días
pero siguen caminando.

Hay ciertas personas que mataron a su ángel
de la guarda
hay personas que son un soplo de aliento
de la eternidad.

Hay ciertas personas que se movilizan
por la estela de un caracol
locos cuya sonrisa es más bella
que el amor de Dios
que el amor de Dios.

Hay personas de cristales
tallados como diamantes
que a la luz de un respirar
son muslos de amazonas
ahorcando al dulce cuello del amor.

Y hay amores que mueren
y hay amores que matan
y hay ciertas personas
que toleran el amor de una forma sobrehumana
más bellas que el amor de Dios
más bellas que el amor de Dios.

Hay personas que otorgan sus ojos
a cuchillas de afeitar
hay personas que llueven en las venas
con el letargo de un beso
personas que han matado
a su ángel de la guarda
más bellas que el amor de Dios
más bellas que el amor de Dios.

Hay personas.

Aguas peligrosas

El coronel es un genio pero vio demasiadas cosas
y vamos a ejecutarlo en aguas peligrosas
un cocinero, un surfista y un negro
que van a matar el primero
y el Capitán Huracán remontando el río
hasta el centro de Camboya no se folla
no se folla.

Uh, no sé por qué voy a matar al coronel
si no hay otro tan genio como él
será que vio el horror tantas veces
que se cansó de estupideces
es el más profundo del mundo y además
se va a dejar matar.

Este coronel es lo más
(ah, jajaja...)
habrá que matar a Brando y salir pirando
porque esos cuarteles de invierno
son el infierno
y no tiene quién le escriba
por eso me va a dejar a mí
nadie va a quedar vivo
es el fin del mundo
Camboya profundo
aguas peligrosas y demasiadas cosas.

Primero me sirvieron la cabeza del cocinero
y después el coronel Brando dijo
capi, crucificando
dijo, crucifícame y no trates de entender el sacrificio
los dos somos soldados forma parte del oficio
de matar y matar.

Oscar Cuervo

La otra