CRITICA | A Quiet Place (Un Lugar Tranquilo)


Que Emily Blunt es una de las actrices más camaleónicas del panorama cinematográfico actual es una verdad que no se puede rebatir, porque la que comenzó su carrera profesional en escenarios de grandes teatros y se lanzó a la fama con El Diablo se Viste de Prada (David Frankel, 2006) ahora es una de las estrellas más cotizadas - y versátiles - de todo Hollywood. En los escasos doce años en los que lleva pisando la alfombra roja, esta actriz británica ha sido nominada al Globo de Oro y al BAFTA en varias ocasiones, ha rechazado dos papeles del Marvel Cinematic Universe (Viuda Negra entre ellos) y se ha atrevido con películas tan exitosas - y dispares - como La Pesca del Salmón en Yemen (2011), Al Filo del Mañana (2014), Into the Woods (2014) y Sicario (2015). Y la jugada le ha salido redonda, porque su debut en el cine de terror no podría haber sido mejor.

Ambientada en un mundo post-apocalíptico en el que la raza humana se encuentra amenazada por unas criaturas que gozan de un sentido de la audición extremadamente desarrollado, A Quiet Place (John Krasinski, 2018), pese a pertenecer a un subgénero que no termina de casa con los gustos de la mayoría del público, no deja de cosechar éxitos en todo lugar en el que se estrena. Habiendo recaudado más de 150 millones de dólares tras un mes en pantalla, la cinta de Krasinski no está recibiendo halagos de público y crítica sólo por lo bien ejecutadas que están algunas de sus secuencias más exigentes o por lo bien que su reparto saca adelante el trabajo, sino por lo original - y hasta inteligente - que es la historia que plantea.

Y es que, aunque uno pueda percibir ciertas similitudes entre la cinta de Krasinski y la sorprendente No Respires (Fede Álvarez, 2016) o la para mí excepcional Señales (M. Night Shyamalan, 2002), Un Lugar Tranquilo - sin ninguna duda - terminará encabezando las listas de las películas más sorprendentes del año y convirtiéndose en una de las referentes del género de terror y ciencia ficción. Porque esta historia de supervivencia y lucha contra la adversidad tiene todos los ingredientes para funcionar bien: es interesante, su reparto es inmaculado, contagia tensión y, además, tiene corazón. No podemos pedir más.


Jerry
Imagen vía Paramount

Jerry F.

Malditas criticas de cine