Crimen, sexualidad y estilo en el aire

Hoy a las 12 de la noche en La otra.-radio, presentamos el libro colectivo sobre Giallo...



Este domingo a la medianoche en La otra.-radio - FM 89,3, Radio Gráfica, online acá- vamos a hablar con Álvaro Bretal, compilador del otro libro del momento: Giallo. Crimen, sexualidad y estilo en el cine de género italiano.


Giornata nera per l'ariete (Luigi Bazzoni, 1971)

"Con mucho más de cien películas en su haber, entre las que conviven obras maestras singulares con despropósitos igualmente particulares; extendiendo su dominio durante más de una década, justo cuando el mundo ingresaba en el panorama sombrío y de agónica incertidumbre que todavía nos acompaña —despidiéndose, acaso para siempre, del estado de bienestar y el optimismo que iluminaban la esperanza en cambios más radicales y profundos— el giallo, como cualquier otra creación humana, es un producto de su tiempo. El conjunto de libertades formales, de cruces desfachatados entre la lógica de producción de los filones y la experimentación más radical, el atrevimiento con que exploró sin prejuicios ni presupuestos teóricos aspectos controversiales de la sexualidad, el consumo paroxístico y exento de culpabilidad que hizo de los cuerpos tanto para enaltecerlos como para violentarlos, su impronta lúdica y la búsqueda desesperada de belleza como fuerza vital identitaria —que con un dejo de patetismo cobró expresión hasta en sus producciones más fallidas y banales— solo podría haberse dado en un país y en un tiempo histórico, político y social en el que la actividad cinematográfica, aún vista desde una perspectiva comercial, estaba principalmente orientada a cimentar un espacio de trabajo colectivo, asumiendo el riesgo como parte integral de cualquier emprendimiento. (...) 


Cosa avete fatto a Solange?, (Massimo Dallamano, 1972)

"“¡Basta! ¡Los curas son todos negros, negros, negros!”, dice un personaje de Cosa avete fatto a Solange? cuando la policía lo presiona para que distinga a un posible sospechoso entre una galería de curas pertenecientes a distintas órdenes. Aunque a la sotana se le sumaban aquí los clásicos guantes negros, el asesino resultó ser un falso sacerdote. Massimo Dallamano aprovecha de todas maneras el contexto para criticar la fuerte represión sexual promovida por la educación religiosa y denunciar los riesgos del aborto clandestino, que es precisamente lo que le habían hecho a Solange, dejándola idiota de por vida. También destaca entre estos giallos de vocación anticlerical Non si sevizia un paperino, de Lucio Fulci, película que proyecta el conflicto a una dimensión diferente, revelando la manera perversa en que los ideales de purificación espiritual son utilizados para justificar asesinatos de menores por parte de un sacerdote. Fulci preserva el misterio de las muertes hasta la magistral escena final, en donde alterna, bajo el delirio místico relatado en off por el cura, planos gore de su caída mortal contra las rocas verticales de un acantilado, junto a imágenes idílicas de niños jugando con inocencia al sol".
Carlos Pagés, “Pinta tu aldea (de amarillo): introducción al giallo” 

Tenebre, (Dario Argento, 1982)

“Cuando los recorridos del crimen se trasladaron del escenario político a los submundos de la crónica negra -ya sea ambientada en Estados Unidos o en países de la Europa continental asediados por divisiones e intrigas en plena Guerra Fría- surgieron exponentes más claros del giallo, tal vez incluso más puros, en los que el asesinato y la sangre se combinan con un erotismo perversamente lúdico que hace de la investigación criminal un territorio de permanentes sorpresas”. 

Paula Vázquez Prieto, "La mirada política en el giallo: del film noir al poliziesco


Los que anteceden son fragmentos de sendos artículos que componen el recientemente publicado Giallo..., uno de los pocos libros en castellano sobre este subgénero cinematográfico nacido en Italia a principio de los 60, cuya influencia llega a muchas películas contemporáneas. Editado en forma independiente, Giallo... contiene textos de 19 distintos autores e incluye una entrevista inédita a Darío Argento. 

Entrada la noche, Giallo... en La otra.

Deliria, (Michele Soavi, 1987)

Oscar Cuervo

La otra