Apostillas del regreso al FMI

Entiendo la idea de gradualismo o shock (propuesto por el ultra liberalismo). Sin embargo el grueso de los problemas que tiene el gobierno fueron autoprovocados por un modelo que es acertado para el capital financiero global pero desacertado para el país, generando situaciones dramáticas en la base social con este "gradualismo". Apúntese a su vez, que si se hubiera ido más rápido (cuando tenía que irse a otro lado, a la velocidad que quisiera) sería todavía peor.
No es cierto que el ajuste recompone la economía, tal como se vio en estos 27 meses. Sí es cierto que ajuste es sinónimo de recomponer ganancias o rentas en ciertos sectores concentrados, transnacionalizados y de poco derrame (bajar impuestos, bajar retenciones, subir tarifas, desregular el sistema financiero, permitir la fuga descontrolada basada en una deuda cada vez menos financiable). Entonces es al contrario, el ajuste (jubilaciones, tarifas, AUH, aportes patronales, quita de retenciones, menos obras, etc) ha generado precarización laboral e incertidumbre para invertir. A lo que debe sumarse la intención de flexibilizar las indemnizaciones y las protecciones del empleo.
Se intentó acompañar el ajuste con endeudamiento y con espiral de Lebacs, para frenar (estirilizar) la emisión que pide ese mismo endeudamiento (para ir del tesoro al BCRA). El resultado es una economía al borde la explosión (por maxidevaluación o por depresión sin freno) que termina pidiendo permiso en el FMI. Gravísimo.
Lo que debía hacerse en diciembre de 2015 era abrir la cuenta capital (cerrando con los buitres o algo), después aflojar el cepo, pero sin quitar las restricciones (encajes) a la especulación golondrina para tener cierto control sobre el tipo de cambio. Acá, el gobierno de las off-shore creó un clima de bicicleta y plata dulce efímero y sin futuro. Esto es el verdadero drama.
Se resuelve parando la pelota, volviendo a las retenciones, a las regulaciones y a un modelo de exportaciones, con sustitución de importaciones que permita sustentabilizar el futuro (equilibrar la cuenta corriente). Si no lo hacen es porque no se piensa en el futuro.Yo me pregunto, ¿todo este esfuerzo enorme que plantea el gobierno es para lograr qué cosa, si no hay ningún plan que promueve un salto positivo en ninguna variable productiva? Hasta INVAP, un ejemplo de empresa está pagando sus sueldos en cuotas y frenando proyectos. ¿Para qué tanto esfuerzo si el objetivo es empeorar?

No sólo el crédito del FMI no será de ayuda, sino que además es pasar de una bomba de tiempo de Lebacs, a otra bomba de tiempo de condicionamientos y deuda, que termina más tarde que la de Lebacs pero con precarización intermedia y el mismo dolor. 

Creo que los argentinos nos merecemos algo mejor.

Hérnan Herrera

Hache