Nueva demanda de un grupo de holdouts contra la Argentina por la deuda en default 
Es un fondo de Bahamas que reclama US$ 65 millones ante la justicia de Nueva York; quedan entre US$ 1000 y US$ 1500 millones de bonos sin pagar de litigios no cerrados desde 2004 
Una nueva demanda de un grupo de holdouts se presentó esta semana en Nueva York contra la Argentina por un monto cercano a los 65 millones de dólares. Se trata del fondo de inversión Bainbridge de Bahamas, representado por el abogado Anthony Constantini, de la firma Duane Morris.
Fuentes del Ministerio de Hacienda y Finanzas explicaron que 'todavía no hubo un acuerdo con este grupo de bonistas porque el Gobierno considera que sus bonos no son válidos para reclamar'. Es decir lo que decia el kirchnerismo letra por letra.
Las 46 páginas del escrito se presentaron ante la justicia federal de Nueva York, que deberá determinar si la causa recae en el juzgado de Thomas Griesa o de Gabriel Gorenstein.
Desde el levantamiento de las cautelares Greylock Capital, Lucesco Inc., Inspiro Emerging Markets Fund y Cantor Fitzgerald presentaron demandas contra la Argentina.
Quedan entre 1000 y 1500 millones de dólares de bonos en default, en demandas no cerradas que fueron presentadas desde 2004 que pueden convertirse en una cifra infinita como bien advirtio Kicilof alguna vez.
Desde principios de año, el equipo económico cerró acuerdos con más del 99 por ciento de los holdouts (2% mas que antes), pero todavía debe sellar una serie de casos pendientes para completar la salida del default.