Raúl Porchetto se presentó anoche en el Teatro Coliseo de Buenos Aires. Con la excusa de celebrar 45 años de músico profesional  reunió a buena parte de la movida folk de los 70’s en argentina.Con cada canción una anécdota. Y  es que el compositor que tocó con Charly García, Nito Mestre, León Gieco, entre tantos otros, fue y es un protagonista con peso propio de la historia del rock vernáculo desde hace estos 45 años y con su sola presencia trae recuerdos.El tema “Noche y día”, a dúo con Palito Ortega en homenaje a Sandro, calentó el encuentro y siguió con una seguidilla de clásicos para los que el músico tuvo una historia que contar.  Sonaron “Sentado en el umbral de Dios”, con Nito Mestre; “Como un ángel” -dedicado a su mamá-, el inoxidable “Che pibe, vení votá”, y cantó con su amigo, León Gieco, entre otros de los próceres del rock argento presentes.Con el carisma intacto y su historia a flor de piel, Raúl Porchetto le entregó al público una noche mágica para el recuerdo, una regresión en el tiempo, la de las buenas regresiones y una invitación a disfrutar de la música argentina a veces olvidada en algún cajón.El postre de la noche fue la mentada reunión del mítico super grupo folk PorSuiGieco, memorable. Juntos hicieron 'El fantasma de Canterville' y 'Algo de Paz'.


Hernán para Cinema Verité