Hernán Lorenzino aseguró que la propuesta de canje de deuda tuvo una "respuesta positiva" en Japón

"Se obtuvo una respuesta muy positiva a los planteos del país, se destacó la buena voluntad demostrada al venir personalmente a presentar los avances del canje y la verdad que una abrumadora mayoría participó de la operatoria”, dijo Lorenzino tras reunirse en Tokio con representantes de los tres bancos (Bank of Tokio Mitsubishi, Shinsei y MizuhoBank) que representan a los tenedores de deuda en default. Junto con ellos discutió "no sólo la buena repercusión que viene teniendo la oferta, sino que se analizaron distintos escenarios que se abren a partir de los resultados obtenidos para así terminar con los problemas asociados al default”, indicó Lorenzino, de acuerdo con la información difundida por el Ministerio de Economía. Al respecto, el funcionario destacó que "la actitud de los bancos fue muy positiva, y ninguna alternativa se descarta a futuro para solucionar definitivamente el tema”. Simultáneamente, Lorenzino mantuvo reuniones con representantes de bancos comerciales que tienen clientes de deuda argentina en default, entre los que se encuentran Nomura Securities, Nikko Securities y Daiwa Securities. La agenda de Lorenzino se completó con diversos encuentros con funcionarios del gobierno japonés. En primer término lo hizo con la autoridad responsable de América Latina del Ministerio de Asuntos Exteriores de Japón, y luego con el director general de Asuntos Internacionales del Ministerio de Finanzas japonés. Ambas partes analizaron los resultados preliminares del canje en relación con los tenedores japoneses, tanto a nivel global como en particular, y se discutieron los próximos pasos en la relación financiera bilateral. El Palacio de Hacienda informó adicionalmente que "el nivel de adhesión al canje en Japón alcanza el 99 por ciento, considerando la participación del 2005 y la de ahora”. En particular, precisó que la adhesión de la actual transacción de bonos samurai "alcanza el 72 por ciento y la de euroyenes el 82 por ciento”.