Un hombre al piano. Esa es la imagen habitual de Elton John en sus conciertos. Pero raramente sus discos fueron tan minimalistas.Ahora, a los 66 años y tras una operación de apendicitis, el excéntrico cantante británico se quiere concentrar en lo esencial. Y eso se refleja en su nuevo trabajo de estudio, el trigésimo de su carrera."The Diving Board", en el que abundan las baladas melódicas, los solos de piano y los textos profundos, sale a la venta el 16 de septiembre en el Reino Unido.Con sonido de piano, bajo y batería, el nuevo álbum de John recuerda a sus comienzos. Pero a la vez, teniendo en cuenta su vida personal, es tan actual como nunca. "Sencillamente sólo hago música con la que me siento a gusto", explicó el cantante.Junto a clásicos fragmentos de piano, aparecen pinceladas de gospel, blues o country. Y los tres breves solos de piano titulados "Dream" (1, 2 y 3), casi recuerdan a una canción romántica.Sir Elton John ha trabajado en los textos junto a Bernie Taupin. Los 12 temas del disco hablan de la edad, los recuerdos y un pasado en el que se puede pensar pero no recuperar. "Home Again", por ejemplo, habla del deseo irrealizable de poder volver a una patria perdida.Pero también hay momentos algo más intensos. Entre las baladas con más ritmo de "The Diving Board" está "Take This Dirty Water", que suena como una canción de gospel."The Diving Board" se grabó en Los Angeles en unos pocos días. El anterior trabajo de estudio de John, "The Captain & The Kid", vio la luz hace siete años y quedó por detrás de las expectativas.Comercialmente fue un fracaso y en una entrevista con The Daily Telegraph, el músico confesó que pensó incluso en no volver a grabar un disco. "Sabía que si quería volver teníamos que hacer algo totalmente diferente", explicó.El relajado tono de "The Diving Board" refleja su momento vital actual, asegura el también pianista. La apendicitis de la que fue operado este año le hizo ver la muerte de cerca. Por eso, en el futuro quiere concentrarse aun más en su vida privada, junto a su compañero David Furnish y sus dos hijos: Zachary, de dos años, y Elijah, de apenas unos meses. Incluso piensa salir de gira menos que hasta ahora, anunció en declaraciones al Thelegraph."Estoy muy relajado. Tengo una familia, una pareja con la que estoy desde hace 20 años, una vida maravillosa, nada podría ser mejor", afirmó el artista. "He tardado algún tiempo en llegar hasta donde estoy. Pero ahora que tengo todo esto, lo agarraré y no lo echaré a perder".