Verrà la morte e avrà i tuoi occhi-questa morte che ci accompagna dal mattino alla sera, insonne,sorda, come un vecchio rimorso un vizio assurdo.Cesare Pavese

No sé si serán tus ojospuede que sí, seguramente,o quizás ya no me mirencelestes para entonces.Y yo siga con el ataúd al hombrocon la carga engañosa deesa muerte pequeña, diaria,que se cuela, que triunfa antes de tiempocon los golpes de ariete del hastío.

Esta pretendida poesia fue la primer entrada en el Blog que comenzó hace ya seis  años y medio en la primavera del 2007Desde entonces fueron dos mil entradas que tuvieron alrededor de unas cuatrocientas cuarenta mil visitas con sus escasos cinco mil comentarios.Como cualquier sitio de Internet, se registran visitas desde los lugares más insólitos.Por supuesto el porcentaje más alto  se debe a la mera casualidad al igual que el lugar desde que provienen las mismas,solo la reiteración de origen me dice que efectivamente se trata de un interés en el mismo.Visitas desde Ciudad del Vaticano, las Islas Malvinas , las Feroe, de lugares que no tenía noticia, tanto que aparece en el Blogroll de una de las recientes repúblicas que se desprendieron de la antigua Yugoeslavia hacen que el blog ande yirando por los cinco continentes.
El blog desde su lanzamiento a hoy sufrió diversos cambios,desde su pretensión literaria inicial paso a ser un sitio de reflexión de la realidad política nacional.Puede que el 2008 haya sido decisivo en ese viraje coincidiendo con la conclusión que la literatura no es lo mío,aunque confieso que siempre me sigue persiguiendo la misma voz poética que me atrajo desde que tengo memoria.Puede que el blog sea un Cambalache con mucho Calefón y una notoria ausencia de Biblias, creo sin embargo, que he sido fiel a mi mismo, a mis convicciones y verdades relativas como decía Néstor, ese Flaco que se fue y aún nos guía  .Aunque más que convicciones lo que me acompaña son certezas del alma,una suerte de desazón perpetúa de saber que nunca se puede asir la realidad en su totalidad y solo vamos adivinando retazos de la misma.En esa mirada si tengo algunas precisiones,que no se puede ser malparido,que no se concibe al hombre sin los hombres,que aquello del individuo por sobre la sociedad es soberbia es su máxima expresión.Y que en definitiva ,aunque podamos algún día a construir un ámbito humano cercano a esa realidad, a una sociedad fraterna ,estaríamos de todos modos frente a las antiguas preguntas sin ninguna respuesta que nos plantea ese hecho inexplicable que  es la existencia. Siempre he mantenido sí el intento de estar despierto, de sostener la lucidez entre tanta religiosidad que hace que se esquive el bulto.Cuando me refiero a religiosidad no hablo solamente en la que se expresa en las viejas iglesias, sino en las capillas  que las han reemplazado y que los  profetas indiscutidos ocupan el lugar de los antiguos.Sucede que en mi juventud se citaba  a Marx y Lenin y se invocaba a la clase obrera con la misma unción utilizada para hablar de Dios Padre o se pedía la inspiración del Espíritu Santo.Como he nacido ateo estos dogmatismos  no hicieron demasiada mella en mi y puedo hoy, intentar, que otra cosa no se puede, tener una mirada despojada de anteojeras,aunque es sabido que no es posible  desprenderse del tiempo y lugar que nos ha tocado.Argentino hasta el caracú, acepto al país, a mi lugar en el mundo, con sus debes y haberes puedo por lo tanto  darme el lujo de putearlo sin culpas.
Hoy asisto con honda preocupación a una suerte de ola  surgida de la locura en que un puñado concentre la riqueza producida por miles de millones con el consiguiente hiper poder que se ejerce desde el centro.Lo grave y sin remedio que no hay alternativa a la vista.
Las movidas populares, las grandes protestas que se registran en el mundo parecieran hoy responder al odio,al racismo,al temor al otro ,a la irracionalidad en fin  nacida en la matriz de la sociedad que si previeron los nuevos profetas, el Talón de Hierro anunciado por Jack London.Mientras tanto como decía Blas de Otero,me queda la palabra, la unica trascendencia en la que deposito mi pequeña fe,en la musica que surge de la voz acompasada de los golpes dados por la palabra que nos dice que poco y nada se puede entender salvo que contamos solo con nuestra compañía y por tanto no es aconsejable que nos devoremos los unos a los otros. 



Para terminar agradezco cada visita,cada comentario,cada critica y opinión distinta como las que se he notado en estos años, en que la discusión de ideas parece ser patrimonio de quienes somos acusados de meros propagandistas.