"El futuro es tan brillante que me voy a poner anteojos oscuros. Hoy, New York. Mañana... I singin" in the rain". Charly canta, bromea, se ríe. Está feliz. Promedia marzo en el primer año de la década del 90 y esa noche tocará para algunos gringos curiosos y varios fanáticos latinos en el Teatro Ritz, una sala de mil personas en pleno Broadway. "Espero que esto sirva para que empiecen a venir otros artistas argentinos", dice, un poco generoso y otro tanto canchero. Es que, más geográfica, aquella era una conquista simbólica: demostraba, otra vez, que estaba un paso más adelante que el resto de la tropa. En creatividad, en producción, en genialidad. Para muestra bastaba un disco,  Cómo conseguir chicas,  que ameritó la gira por aquellas latitudes. O dos: junto a  Filosofía barata y zapatos de goma  compusieron la banda de sonido de Los Enfermeros, esa etapa memorable sostenida por músicos como Fernando Lupano, Hilda Lizarazu, Carlos García López, Fabián Quintiero y Fernando Samalea (los últimos tres, curiosamente, en la actual banda solista de Charly), que será deconstruída a través de un mini documental de cuatro capítulos que Canal Encuentro lanza este viernes 12.

Su nombre es, justamente,  García y Los Enfermeros;  un material desprendido de la colección personal de Daniel García Moreno, quien en esos años acompañó a su hermano por aquí y por allá, cámara al hombro. "Grababa todo. Ensayos, shows, situaciones personales. Era uno más de la banda. Pero no había fines profesionales, era solo un relevamiento personal. Lo hacía porque me gustaba a mí, y también a Charly", explica Daniel, que meses atrás encontró casi diez horas de imágenes en Súper VHS arrumbadas durante décadas en su casa y se planteó entre "hacerlos público o tirarlo a la basura antes de que se llenen de hongos o lo agarre una inundación".

El registro de  Cómo conseguir chicas  bajo las órdenes del productor estadounidense Joe Blaney (quien convenció a Charly de abortar el plan original de cantarlo en inglés), las presentaciones en el Gran Rex, Latinoamérica, Estados Unidos y Francia, la grabación de  Filosofía barata y zapatos de goma,  la polémica reversión del Himno Nacional o el emblemático show de Ferro en 1991 son apenas hitos laborales en el medio de un clima de humanidad y distensión, donde aparecen Charly y sus músicos de inmejorable semblante, interactuando en la intimidad de un ensayo, en un camarín o en el hall de un aeropuerto. "Fue una época interesante. Había mucha alegría, humor y camaradería, con momentos increíbles de música y diversión. Es como un road movie de buen ánimo, con mucha energía, porque la banda que estaba muy conectada. Aunque había una disciplina de trabajo, se respira y se transmite un espíritu de felicidad. Y, artísticamente, era una bomba", dice Daniel García Moreno, cuyo archivo es también humus de  Quizás porque,  serie rockumental que ya lleva varias temporadas en el mismo canal, bajo la conducción de Palo Pandolfo. El material repasa vida y obra de Charly entre 1989 y 1992, uno de los altos creativos más notable de su carrera, tal vez el último de notable consideración antes de que una espesa bruma neutralizara su luz y amenazara con herrumbrar los bronces de su talento intachable.

Para eludir subjetividades empalagosas, Daniel tuvo que tomar una serie de decisiones en beneficio de la salud emotiva de las imágenes. La primera de ellas fue apartarse de la dirección y producción, tareas que le correspondieron a Fernando Portabales y Julio Rodeyro. "Había visto mil veces esos videos. Me hubiese resultado imposible decidir qué convenía poner primero o que debíamos sacar", argumenta. El tono del relato fue otra determinación que ameritó sesudos análisis. "Las cintas valían por sí mismas, la presencia de Charly en ellas era brillante. Por eso, buscamos darle un sentido neutral, que no sonara ni a homenaje y a un documental tradicional. No hay intervenciones en off, apenas unas placas que van guiando la historia, aunque el poder de las imágenes ayuda a que se narre sola. El material resultante es hermoso".

El primer capítulo se estrena hoy a las 22 hs, aunque habrá repeticiones el domingo a las 2 y a las 21.30, el lunes a las 2 y a las 14.30, el martes a las 9.30 y el miércoles a las 5. Y así, sucesivamente, con los tres envíos restantes. El último de ellos, a modo de cierre, ofrece una adición interesante, con todos los músicos hablando sobre recuerdos pasados en tiempo presente. Salvo Charly, quien aprobó la edición y valorizó la recuperación del material, aunque prefirió dar un paso al costado. O dos hacia atrás, para tener una mejor perspectiva, disfrutar del recuerdo y reinterpretar qué fue lo que pasó en ese entonces y de allí en adelante, hasta nuestros días, tan suyos como aquellos, y todos fundamentales para continuar su proceso de reconstrucción personal, artística y emocional.

Por Juan Ignacio Provéndola

Fuente: Rolling Stone

Video desde: Hagan Ruido // Gracias Flavio!